Del chat y los nudes, al amor y al noviazgo.

Bien, aquí va mi historia.

Conocí a un chico por un grupo de Facebook, empezamos a hablar, nos stalkeamos mutuamente, hasta que al fin me pidió el WhatsApp, en esta última empezamos a tener una conversación algo subida de tono, bastante caliente por decirlo así, a tal punto que me paso su pack ( Foto de su miembro) algo muy de "moda" por las redes sociales, para que fuera equilibrado yo también le envié mis nudes (Foto en ropa interior) No era nada nuevo para los dos, ya lo habíamos hecho con otras personas, pero era una conversación de una noche y no se volvía a hablar, algo así como tener sexo casual por chat. La cuestión es que esta vez seguimos hablando, al día siguiente, y al siguiente, al punto de hablar todos los días. No siempre eran conversaciones calientes, también hablábamos de nuestras vidas, lo que estudiamos, en fin. Uno de esos días, salió el primer "Te quiero" por parte de él, y yo le contesto con lo mismo, se podría decir aquí fue el primer intercambio de sentimientos. Cabe aclarar todo esto se dio por chat, aunque vivíamos en el mismo país, estábamos en diferentes ciudades. Luego del chat, pasamos a las llamadas, pero no se alarmen, llamadas calientes no hubo, hablábamos de cualquier tema que se pudiera hablar, y así fue por horas finalizando con un te quiero. Luego pasamos a las videollamadas, y no, tampoco hubo web cam caliente, por si se lo preguntaban; de hecho todo lo "hot" empezó a quedar un poco de lado, y los sentimientos fueron dándose protagonismo, aquí empezaron las conversaciones cursis, "quiero verte", "No me hablaste todo el día, te extrañe" corazones... Pero ojo, aun no éramos nada que tuviera título, pero nos tratábamos como si lo fuera, por supuesto cada uno tiene su vida social a parte del chat, cada uno salía a fiestas con sus amigos, salía con la familia y así, pero hablar por chat, llamada o videollamada el uno con el otro, era algo fundamental en el día. Una de esas me dijo que quería ser mi novio, algo que no acepte de una vez, aunque lo quería, y empezaba a importarme realmente, no me hacia la idea de tener algo serio con alguien a quien no conocía y quizá jamás iba a conocer, le dije que no era tan fácil, al final me convenció, y acepte. Ahora teníamos título, empecé a hablar de él con mis amigas, y bueno no sé si el hacía lo mismo con los suyos. Las conversaciones hot seguían, aunque por parciales y exámenes finales, trabajos y demás, no quedaba mucho tiempo para hablar, y cada vez eran menos los chats calientes, y menos las conversaciones normales, menos llamadas... Y cuando había tiempo, realmente no se hablaba mucho más de lo que se hizo en el día, así continuo varios días, semanas, en todo lo que había pasado, habían transcurrido cuatro meses. Un día me puse a pensar, y si lo que nos mantenía activos era las conversaciones hot, ya que cuando no las había todo era muy aburrido, ya no me sentía entonces cómoda mandado mis nudes, empecé a cuestionarme, sabía que lo que hacía podía traer consecuencias, una foto de esas podría hacerse pública y sin fin de cosas, por supuesto no era tan tonta, en ninguna de esas mostré mi cara, eran tan solo un cuerpo con ropa sexy; pero aun así, seguía cuestionándome ¿por qué lo hacía? O realmente ya que éramos novios, ¿era fundamental continuar con eso?, me dije a mi misma que no, entonces decidí dejar de enviarle nudes, y todo lo hot por defecto. Se lo dije así no más, "quiero tomarme un tiempo, no más hot por ahora." Al principio no lo tomo también como pensaba yo, pero al final lo acepto. Bien seguíamos hablando todos los días, pero en efecto ya no era lo mismo, cada vez las conversaciones eran más aburridas, empezamos a tener peleas absurdas ¿saben lo que es una pelea por chat?, basta que uno deje de hablar, y sabes cuan bravo esta, subía fotos con mis amigos en otras redes, y el era muy celoso, en fin, cada día hablar con él se volvió menos interesante para mí, era lo mismo de siempre hablar sobre que se hizo en el día, y nada más, en las llamadas era lo mismo, a veces durábamos minutos incómodos de silencio, lo medio interesante era cuando, la conversación se volvía cursi. Entonces le dije lo que sentía, que ya nada era igual, que todo era muy aburrido, no pensaba terminarle, pero él lo creyó así, fui aquí donde me dijo "que me amaba", quede muy sorprendida, no sabía que decirle, pero más porque yo no sentía lo mismo, y no iba a decirle algo que no sentía, para mi decir te amo no se le dice a cualquiera, ni a mi madre se lo digo. Esa noche la charla no termino muy bien, al día siguiente me sentía mal, pensé que lo había lastimado, un amigo me aconsejo que me arriesgara y lo intentara de nuevo si lo quería. Se lo dije, que quería intentarlo, quería empezar de nuevo, y de verdad hacer todo lo posible para vernos, pero que todo lo hot no iba a volver. Respondió que está bien, que lo intentáramos pero muy desanimado. Después de ya varios días, nada ha cambiado, seguimos sin hablar más que de como estuvo su día y el mío, parece ser que ya no tenemos nada de que hablar, y tampoco me dan muchas ganas de hacerlo, el trata de iniciar conversaciones calientes que yo sigo evadiendo, realmente ya no sé que hacer ¿debería terminarle?

Si leíste esta biblia, pues gracias por hacerlo ¿me pueden dar algún consejo? ... Al menos me desahogue.

0

Añade tu respuesta

Haz clic para o