Felicitar a una persona tan amable, empática, objetiva y sincera

Walkhyrya, no sé otro modo de contactarte.
Este mensaje no es para hacerte una pregunta, es sólo para felicitarte por tu labor.
A mí fue una de las primeras personas que me contestaste desde que estás como experta y la verdad es que me apegué mucho a tus consejos y no sabes que bien me han funcionado. Ayudas a las mujeres a darse el lugar que les corresponde, a valorarse sin dejarse hacer menos por los hombres. Es entender un poco cómo funcionan las relaciones.
He seguido leyendo las respuestas que das a otras personas y siempre eres objetiva y sincera. Ojalá que uno pudiera tener como amiga cercana a alguien como tú.
Sólo eso, una felicitación!
Que estés super bien!

1 Respuesta

Respuesta
1
Te estoy muy agradecida por tu opinión sobre mi labor.
La verdad es que llevo muchos años orientando a las personas precisamente para que no sufran tanto en todos los campos.
Soy sincera porque es el único camino que hay. He trabajado en algunos centros de los antigüos 906 y se lo que se "cuece" en esos sitios y lo he hecho saber en programas de radio, porque flaco favor se hace al Esoterismo con los miles de avispados pseudo-videntes que hay por la vida utilizando a las personas para engrosar sus cuentas corrientes.
La verdad es que me supera el tema porque nadie tiene poderes especiales más que los demás ni la la tan llevada y traída desgraciadamente para mal uso de la Alta Magia, sirve para las chapucerias de amarres y otras hierbas.
EL ser humano dispone de inteligencia, sentimiento y voluntad para desarrollarse en la vida y a veces, obviamos la evidencia queriendo estar ciegos en vez de reconocer la verdad. Así pasa que hay tantas personas que después de oír mil veces, por activa y por pasiva, que la pareja les deja y preguntan si son amadas... Eso es no querer ver ni aceptar la realidad y aunque explico ´las cosas, no quieren verlo.
Se cuando digo algo que no va a gustar y me van a valorar mal la respuesta. Pero eso me reafirma más en lo que digo. La gente quiere escuchar lo que quiere y así van tirando el dinero (aquí es gratis) hasta que encuentran quien les dice lo que quieren oír y parece que así se quedan más contentos. Pero luego, el tiempo les demuestra que no hay cambios. Y viene más frustración.
Una vez, llame a un trabajo de desvíos por teléfono. Una empresa se supone que me desviaba llamadas a mi casa para que yo atendiera. Ellos contolaban mi minutaje. No les dije quien era yo, para que ellos me dijeran como querían que hiciera el servicio. Me puso a prueba una tarde (en total atendí a cuatro personas) El de la empresa me dijo al principio que pensara en las personas, en que lo pasaban mal y que no tenia que decirles la verdad. Que les quitara importancia y eso si: que ante todo, alargara la llamada lo más posible.
La primera llamada era una sra. que estaba llorando. La consolé. Fue precioso pobrecita. La segunda más o menos lo mismo. Me bendijo. Así cuatro personas que quedaron muy contentas con mi trato. Entre cada llamada, el señor de la empresa, me fue marcando diciendo que no alargaba las llamadas. A la cuarta me dijo que ellos vivían del minutaje y que los problemas de la gente, les traía sin cuidado. Que si no alargaba los minutos para que la llamada se hiciera larga y tuvieran que volver a llamar, que no era buena para la empresa y que no me pasarían más llamadas. Le dije que a mi si me importaban las personas y sus problemas y que este mundo, al que me dedico, debe aplicarse con caridad, cariño y comprensión hacia el dolor ajeno y que su dinero manchaba al Ocultismo. Le dije entonces quien era y después de decirle que tengo un don y una experiencia de 25 años, le dije que su empresa era una vergüenza para el Ocultismo y que gracias personas así, la buena gente de este mundo, era motivo de mofa. Me quedé estupendamente claro que no me pagó la hora y media que estuve atendiendo. Aquellas personas estaban llorando y secaron sus lágrimas y aunque esa empresa cobraría la nada desdeñable cantidad de veinte mil pesetas y ellas tendrían que pagarles, yo me sentí muy bien por haberlas dado un poco de cariño y apoyo.
Hay mucha soledad, mucha falta de caridad. Mucha falta de conciencia humana y un vidente ha de tener todas esas cosas y muchas más para poder ayudar al prójimo con su sabiduría que no es precisamente ni la superchería, ni la estafa.
Pues es un gran don ese que tienes de ayudar a las personas de corazón porque cada palabra que escribes se nota llena de buena intención. Que lástima que hay mucha gente que sólo busca satisfacer sus propios intereses sobre la pena de los demás.
Te mando un abrazo, y felicidades nuevamente por tu labor.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas