Quieren tomar represalias en mi puesto de trabajo.

Hola como ya he explicado antes quieren inponerme un horario en mi trabajo, tengo reducción de jornada, y sabiendo que tengo derecho a elegir horario, me amenazan con tomar represalias si decido coger el horario que necesito, tales como un cambio de centro de trabajo, esas son las que ellos de primero te infunden, luego se que pueden venir porque ya lo han hecho con otras compañeras, no pagarte la paga de beneficios, humillaciones públicamente, cambiarte el puesto de trabajo por otro peor, y sobretodo presionarte psicológicamente para que hagas el horario que ellos quieren, ¿en esta situación que puedo hacer? No quiero que tener que llegar a una baja por depresión como algunas compañeras, para al final tener que luchar por despido improcedente. Muchas gracias de antemano.
1

1 Respuesta

1.449.800 pts.
Lo primero es que debes tener clarísimo que tú tienes la sartén teniendo reducción de jornada y cumpliendo con las funciones de la categoría que te pagan. Para empezar esta categoría puede que sea inferior a la que realmente ejerces, por lo que a las malas te puedes poner perfectamente en plan de ejercer sólo lo que te están pagando.
Lo segundo es que si te enfrentas judicialmente a cada una de esas represalias tienes también las de ganar y ellos las de perder, porque siempre conseguirás salirte con la tuya y además ellos podrían llegar a pagar sanciones. Por supuesto que a la hora de la verdad son las empresas las que se salen con la suya por la simple razón de que la mayoría de los empleados pasa del enfrentamiento judicial. Allá ellos. Concretando:
1- Traslado y cambios de horarios. Ambos sin imposibles sin causas justificadas y necesitan preaviso por escrito de 30 días. Te opones judicialmente al traslado durante ese preaviso y lo ganas.
2- Quitarte conceptos de la nómina: reclamación de cantidad en los juzgados y te pagan con un 10% de interés. Sólo necesitas como prueba las nóminas anteriores.
3- Cambios de puesto. Si es a una categoría inferior lo prohíbe el estatuto. Si es a una superior te tienen que pagar el salario de la superior.
4- Humillaciones y demás cosillas. Una vez que no pueden aplicar los 3 primeros puntos, ¿dónde está la humillación posible? ¿Qué te ordenan limpiar la mierda de los servicios? Te niegas, verbalmente por supuesto, y la situación acaba siendo muchísimo más humillante para tu jefecillo, que comprueba que un empleado pasa de él públicamente y que no puede hacer nada. ¿Insultos y demás? SIn ningún problema le contestas como consideres conveniente. Siempre verbalmente.
Se supone que el Estatuto dice que la ordenación del trabajo corresponde al empresario y por tanto tú debes cumplir sus órdenes aunque sean "ilegales" y luego reclamar. Pero esto tiene una doble lectura: si la orden es por escrito (traslados, cambios de puesto...) demandas inmediatamente y no sólo ganas, sino que luego lo comunicas a la inspección porque algunas cosas pueden ser constitutivas de sanción. Si la orden es verbal: te niegas en toda su cara. Como es verbal él no puede demostrar haberte dado la orden y por tanto es imposible demostrar que la has incumplido. Da lo mismo que tenga mil testigos, porque tú puedes tener otros mil (tu madre, tu primo...) al final es la palabra de uno contra la de otro y por tanto pierde el caso y como estás en reducción el despido improcedente se convierte siempre en nulo.
Ejemplo 1:
-Jefe (delante de testigos, para humillarte): Mari, me acabo de cagar en tu taquilla. Ve a fregarla sin guantes.
-Mari: que lo haga tu puta madre, pichafloja.
¿Quién ha resultado humillado en este ejemplo? ¿Qué puede hacer el jefe? ¿Despedirte por insultarle? Que lo haga, demandas por improcedente y te tiene que readmitir, porque no podrá probar nada.
Ejemplo 2:
-Jefe (por escrito): el próximo 1 de marzo te tienes que trasladar a las oficinas de Mochuelos de Arriba.
-Mari: demanda por traslado no justificado, en la que pides de forma cautelar que se suspenda mientras que se resuelve. En el juicio el jefe no puede probar que sea necesario trasladarte precisamente a ti.
Al final se trata de ver quién tiene más cojones y está mejor informado. Es tan sencillo como eso.
Además, en los procesos judiciales puede que quisieran testificar a tu favor las expleadas que sufrieron esos procesos. Pero es que ni siquiera lo vas a necesitar, ya que tú nunca tendrás que demostrar nada. AL contrario, será él quien tenga que demostrar que has incumplido órdenes, que te has ausentado o lo que sea.
Agradezco muchísimo tu respuesta, me ha sacado de muchísimas dudas y nos servirá a mi y a mis compañeras a decidir que hacemos, Gracias.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas