Duda sobre herencia

Buenas noches:
Mi problema es el siguiente; vivo en un casa familiar que tiene 4 viviendas y 4 zonas comunes, terreno, garaje, desván y txoko. De las viviendas, una de ellas es mía y de mi marido, otra es de mis padres y las otras dos son de mi abuela y por herencia de mi abuelo ya fallecido, de mi padre y sus 6 hermanos.
Hace 5 años, cuando murió mi abuelo, tuvimos muchos problemas con los hermanos de mi padre por que pretendían vender los dos pisos de mi abuela para "hacer caja". Mi padre se negó y yo también, por que la finalidad o filosofía con la que en su día se construyo el edificio erá para uso exclusivamente familiar, no para tener vecinos desconocidos. Ahí se quedo la cosa entonces, no fue a más.
No he comentado, que la totalidad del edificio está escriturada en un solo documento! En el cual se indica a quien pertenece cada piso, aunque no está incluido que mi padre y tíos son los herederos de la parte que correspondía a mi abuelo.
Mi pregunta es la siguiente: Cuando mi abuela fallezca ¿pueden mis tíos tener la posibilidad de vender los pisos heredados sin consentimiento, ni firma de mi padre?
Gracias de antemano y un saludo.
1

1 respuesta

Respuesta
1
Sin el consentimiento ni la firma de su padre, no, pero el instrumento para obligarle a prestarlo es una sentencia judicial firme.
Desgraciadamente es así, porque el art. 400 del Código Civil establece que:
"Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común" y a eso no se puede oponer, porque el juez les daría la razón y les condenaría en costas a ustedes.
Y el art. 401 CC en su párrafo segundo señala que:
"Si se tratare de un edificio cuyas características lo permitan, a solicitud de cualquiera de los comuneros, la división podrá realizarse mediante la adjudicación de pisos o locales independientes, con sus elementos comunes anejos, en la forma prevista por el artículo 396".
En el momento que fueran propietarios de un piso, pueden ponerlo a la venta a un tercero.
De todos modos, todo no está perdido, por lo que le aconsejo que acuda a un notario con su abuela y puede dejarle a los hijos que pretenden deshacer el caserío, el mínimo del mínimo que él ya se encargará de buscar las fórmulas para ello, bien mediante legados a su padre y aplicándole además los tercios de mejora y libre disposición, quede entendido de la parte que su abuela tenga disposición sobre ella.
Lamento no poder ofrecerle otra respuesta, pero la ley es así.
Ruego cierre y valore
Gracias por tu respuesta.
De ella deduzco que si mi padre y yo quieseramos quedarnos con toda la propiedad, el coste de las otras dos viviendas, la cuestión sería tasar ambas viviendas, dividir ese presión entre los 7 herederos (mi padre y sus 6 hermanos) y abonarles a los hermanos de mi padre, lo que cuestan esas viviendas, menos la parte que pertenece a mi padre. ¿Es correcto? Si la respuesta es positiva, si se negaran, por que no hacen "negocio", es decir, por que no ganan dinero con esa venta,¿podríamos mi padre y yo obligarles de alguna manera ha aceptar ese dinero?
Gracias otra vez y un saludo.
Así es, pero desgraciadamente no pueden obligar a los seis herederos, digamos "contrarios" si éstos declinan aceptar las condiciones que se intentan pactar, salvo solicitar la venta judicial, a la que hay que añadir como gastos, la peritación judicial, los abogados, procuradores y gasto de registros y notarías, sin añadir el tiempo que ese no se paga con dinero.
Ahora me fórmula una nueva consulta que hay que estudiar detenidamente, pero me tiene que contestar a varias cuestiones respecto de lo que afirmó:
"otra es de mis padres y las otras dos son de mi abuela y por herencia de mi abuelo ya fallecido, de mi padre y sus 6 hermanos".
Si su abuela tampoco está por la labor, puede disponer que a sus hijos digamos no conformes con mantener la prondivisión, les corresponda lo mínimo que la ley dispone. No obstante le recomiendo que ponga el asunto en manos de un Abogado para que antes que fallezca, busque alguna fórmula jurídica -que las hay, pero a costa siempre de algo- y evitarlo.
En último extremo, en la subasta judicial, su marido o la madre de éste pueden ejercitar el derecho de retracto, adjudicándose el bien por el importet del precio de remate.
Ruego cierre la pregunta y valore

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas