¿Cuántas calorías debe consumir un futbolista?

¿Cuántas calorías debe consumir(sólo en el almuerzo) un futbolista entre 13 y 16 años con un entrenamiento fuerte de 2h tres veces por semana?, ¿Cuántas proteínas, carbohidratos y grasas necesita consumir en el almuerzo? Y también... ¿Cuáles vitaminas, minerales, etc necesita consumir más?
1

1 Respuesta

7.575 pts. Fútbol
Existen diferencias de opinión y funcionamiento en estos aspectos, pues a los que les vienen bien unas pautas a otros no les favorecen. Yo te voy a marcar ciertos aspectos y tu decides. Te separo por unos puntos detallados que serán : Energía, Carbohidratos, Grasa, Proteínas y Fluidos.
Las necesidades dietéticas generales de futbolistas jóvenes al parecer
son similares a las de futbolistas adultos, sin embargo existen algunas
diferencias de edad y maduración.
El entrenamiento deportivo aumenta las demandas energéticas, así
como de carbohidratos, proteínas, minerales y vitaminas (particularmente los
nutrientes relacionados con el crecimiento: zinc, hierro, cobre, folato y calcio).
Existen estudios que establecen que la dieta de entrenamiento debe incluir entre 55 y
65% de la energía total en forma de carbohidratos, entre 12 y 15% de proteína
y menos del 30% de grasa.
1) Energía. Las necesidades de energía de los individuos dependen de factores
como peso, estatura, edad, sexo, nivel de actividad física, entre otros. En el
caso de los jóvenes, es necesario que satisfagan sus necesidades de energía
para alcanzar un crecimiento óptimo. El joven futbolista tiene el reto de
mantener un balance energético que le permita rendir durante entrenamientos y
torneos, esto no es sencillo pues las demandas energéticas del fútbol son
grandes. Además, los jóvenes pueden seleccionar algunos alimentos que son
fuente de energía (kilocalorías) únicamente y que no aportan otros nutrientes
importantes como proteínas, hierro, calcio y zinc.
2) Carbohidratos. Las demandas energéticas de entrenamiento y competición
requieren que los participantes ingieran una alimentación bien balanceada
particularmente rica en carbohidratos, ya que el agotamiento total de las
reservas de glucógeno se ha observado después de los partidos de fútbol. Se ha
registrado una mejoría en el rendimiento en carrera luego de la suplementación
con carbohidratos. Además para adecuar los carbohidratos, los jugadores
jóvenes que están en entrenamiento intenso requieren cantidades adecuadas de
calorías, proteína de alta calidad, vitaminas y minerales.
El consumo recomendado de carbohidratos usualmente se ha dictado en
porcentajes. Los carbohidratos deben proporcionar entre 55 y 60% del total de calorías diarias consumidas. Aunque hay confusión en términos de nutrición óptima.
3) Grasa. La ingesta de grasa ayuda a cubrir las demandas energéticas
aumentadas durante el ejercicio extenuante, pero debe ser reducida para
aumentar el consumo de carbohidratos. No es necesaria la suplementación con
grasa porque existen reservas adecuadas de lípidos en el organismo.
Algunos especialistas no recomiendan una dieta alta en grasa para niños debido al riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y a la hipótesis de fatiga central, en donde los niveles elevados de ácidos grasos libres pueden promover la fatiga al aumentar los niveles de triptófano y serotonina en el cerebro.
4) Proteínas. El fútbol requiere tanto de fuerza como de resistencia. Por ende,
los futbolistas se podrían beneficiar de una ingesta proteica por encima de las
recomendaciones para mejorar su fuerza y proveer aminoácidos que sirvan de
sustrato para cualquier aumento en la oxidación de aminoácidos que pueda
ocurrir durante entrenamientos y competencias.
La ingesta diaria recomendada de proteína para niños es mayor (por
kilogramo de masa corporal) en comparación con la de adultos. Una ingesta de 1.4-1.7 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal por día es adecuada para futbolistas. Cabe mencionar que los atletas jóvenes necesitan mantener un
balance positivo de nitrógeno para promover el crecimiento y desarrollo. Los
requerimientos de proteína pueden ser evaluados en adultos y niños estimando
el balance de nitrógeno a partir de mediciones de la ingesta diaria de proteínas
y de la tasa de excreción de nitrógeno.
6) Fluidos. La hidratación influye en el rendimiento de los futbolistas,
especialmente si los partidos y entrenamientos se desarrollan en condiciones
cálidas. El objetivo de la ingesta de líquidos durante el ejercicio es evitar o
minimizar la deshidratación. La inclusión de carbohidratos en las bebidas
favorece el rendimiento al aportar energía durante el ejercicio. El consumo de
fluidos antes y durante el partido, proveerá agua para reducir el grado de
deshidratación y también puede proveer carbohidratos para suplementar las
limitadas reservas corporales de carbohidratos.
La Academia Americana de Pediatría (2000), recomienda a los jóvenes
iniciar la actividad física bien hidratados y reforzar la hidratación durante el
ejercicio, esto implica aprovechar cualquier oportunidad durante los partidos
para ingerir líquidos.
Se sugiere que los jugadores aprovechen todas y cada una de
las oportunidades de hidratación durante los deportes de conjunto ya que éstas
tienden a ser restringidas, así como iniciar el juego euhidratados y contar con
botellas individuales debidamente marcadas para cada jugador, fácilmente
accesibles durante los recesos e interrupciones del juego, que además pueden
servir para un monitoreo continuo de la ingesta de líquidos de cada futbolista.
Para aumentar la palatabilidad del fluido, la bebida debe ser sabor izada, de
acuerdo con la preferencia individual del niño. Se recomienda que un niño de 40 kg ingiera 150 mililitros de líquido cada 20 minutos, mientras que un adolescente de 60 kg, 250 mililitros cada 20 minutos.
Los niños y adolescentes futbolistas deben cubrir sus necesidades de
energía y nutrientes para alcanzar un crecimiento satisfactorio y rendir
en todas sus actividades diarias (estudio y deporte). Existen cuatro diferencias claras
entre jóvenes y adultos al practicar fútbol:
1) Los jóvenes cuentan con menos reservas de glucógeno
muscular, 2) los jóvenes utilizan mayor cantidad de grasas como
fuente energética, 3) los jóvenes tienen una menor capacidad
anaeróbica y 4) la termorregulación en los jóvenes no es tan eficiente
como en los adultos. _ La prioridad nutricional de los futbolistas jóvenes es satisfacer los
requerimientos diarios de energía, seguido por carbohidratos,
proteínas, micronutrientes (zinc, hierro, cobre, folato, calcio) y
fluidos.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas