Definición del ser y de la reencarnación según las religiones orientales

Soy Oscar y estoy interesado en lo que dicen las religiones orientales sobre nuestra existencia así también me gustaría saber sobre el tema de la reencarnación mi pregunta es la siguiente,,,,,,,, ¿si venimos a este mundo a aprender por que no nos acordamos de las lecciones de otras vidas o aun mejor por que no nos acordamos de quien fuimos antes?
¿Qué entiendes por liberación?
1

1 respuesta

Respuesta
1
Las religiones orientales dicen muchísimas cosas sobre la existencia, no solo humana sino de todo el Universo y sus seres, que nos invitan a reflexionar y a madurar nuestra percepción de la vida.
Mencionan que los reinos de la naturaleza están compuestos por espíritus en evolución, que se manifiestan en diversas formas y que poseen además de su parte espiritual y material, un alma que perdura a lo largo de sus distintas encarnaciones.
Existen muchas corrientes filosóficas y religiosas procedentes de distintas culturas en las que puedes indagar. La mayoría de ellas hacen referencia a karma, reencarnación y transmigración de las almas. Estos conceptos son explicados y mencionados en textos considerados sagrados como los Vedas, el Bagavad Gita y el Libro Tibetano de los Muertos.
Ellos explican porque venimos a este mundo, que sucede después de la muerte, antes de nacer, y en los momentos intermedios, fuera del plano físico.
El aprender debe entenderse como una transformación del carácter, que es reflejo del alma. Transformación, no información. Las palabras karma y reencarnación están relacionadas. La palabra karma tiene en oriente un significado amplio; engloba los aspectos de acción, trabajo, destino, resultado y deber en un solo concepto.
La Ley del Karma es la que mantiene en equilibrio los sucesos del Universo. Permanecemos en la rueda de nacimientos debido al anhelo por satisfacciones personales que nos atan al mundo. Esto está relacionado con el concepto bíblico de la pérdida del paraíso por causa de la tentación. En nuestro tránsito por el mundo, las ilusiones y circunstancias del mismo, nos hacen olvidar el motivo real de nuestra venida, que conocíamos antes de nacer. Progresivamente encontramos, tras los desengaños que las distintas vidas generan, un camino que nos acerque a Dios, afianzándonos en las enseñanzas espirituales acumuladas en dichas vidas. Adán estaba en el paraíso pero era inocente, y fue tentado debido a su ignorancia (no-conocimiento de la Realidad)
La ignorancia, ilusión o no-conocimiento es la incapacidad de comprender la Realidad y tiene dos poderes: el de encubrir o velar, y el de proyectar o superponer. El encubridor cubre la realidad con su velo; el proyectivo proyecta y superpone sobre ella lo irreal ( la soga que es tomada como serpiente)
La ignorancia es causa de la rueda de nacimientos y muertes. La mente crea todo este panorama de diversidad a través de las pasiones y tendencias. Si hay rasgos persistentes, deseos y decisiones, se vaga por el mundo con un cuerpo, hasta agotarlos.
Krishna declara a Arjuna en el capítulo 4, texto 5 del Bhagavad-Gita:
"Tanto tú como Yo, hemos pasado por muchísimos nacimientos. Yo los puedo recordar todos, pero tú no, ¡oh, subyugador del enemigo!", de lo que generalmente muchos infieren que una entidad viviente olvida todo debido a su cambio de cuerpo por destruirse el asiento de su memoria. Sin embargo los maestros del Vedanta (estudio de Los Vedas) que están mejor capacitados para interpretar este y otros pasajes del Gita, declaran que aunque la memoria se destruye en la muerte física, es posible recordar algunas experiencias debido a que el Alma perdura, aunque el vehículo cambie. El conocimiento queda como conciencia espiritual, incorporándose al alma y transformando el carácter y los hábitos. Si nacemos de padres con buenas cualidades espirituales, mayor es la posibilidad de que recordemos detalles de nuestras vidas pasadas (existen actualmente testimonios documentados de niños de corta edad que dicen recordar su última vida, relatando los detalles de la misma hasta su muerte. Los padres que se deciden investigar el caso, descubren para su sorpresa que estos concuerdan hasta en los mínimos detalles. Estos niños reconocen su pueblo, vecinos, parientes, hijos, de su vida anterior, llamándolos por sus sobrenombres y relatando anécdotas sobre situaciones que vivieron)
Se dice que Buda recordó cada una de sus vidas. Esto es porque concientizó cada uno de sus actos.
La memoria es una función del intelecto. Se sabe que uno de sus mecanismos es el olvido. Es improbable que una persona recuerde de modo automático que estaba haciendo exactamente hace diez años, con quien estaba, como estaba vestido, etc. Sólo una referencia de algún tipo, como un aniversario, una fecha que le es importante, puede llegar a arrojarle alguna pista. Así como algunos recuerdos permanecen en nosotros por su fuerte contenido emocional, las experiencias fuertes dejan sus huellas en el Alma. No así las intrascendentes.
Cuando llegamos al punto en que no avanzamos, regresamos para acercarnos más a Dios. En lo profundo de nuestro ser está la respuesta. Nuestro Yo sí sabe, el Origen no se olvida a sí mismo.
Se dice que el ser o morador interno (purusha) se reviste de un cuerpo sutil y un cuerpo físico. El ser interno (en esencia La Primera Causa o Persona, el Supremo) es autoluminoso y no le sobrevienen cambios. En el momento de la muerte muere el cuerpo físico, pero si la ignorancia es reemplazada por el Conocimiento de La Divina Realidad, sucede la muerte absoluta, que ocurre al rendirse a la Fuente Original sin aferrarse a nada y el cuerpo sutil se desintegra junto con el cuerpo físico. Entonces el Alma ya no vuelve a nacer. Esta es la Liberación Final. Se le llama Moksha, Mukthi, el Nirvana, la Verdad, sólo el Ser, fundirse en Dios. Metafóricamente: cuando las gotas de agua llegan al mar, pierden sus cualidades y adquieren las cualidades del mar. Son el mar.
Por eso se dice que el renunciamiento que deviene del Conocimiento, conduce a la Liberación Definitiva o Liberación Final Transcorpórea (videhamukti). Aquí, las palabras, la conciencia individual, pierden significado. Solo tiene significado la experiencia de unirse a La Fuente.
En la biblia también existen pasajes que sugieren la existencia de la reencarnación (por ej. en San Mateo 17, versículo 10 al 13 "La Transfiguración")
Espero que mi respuesta te sea útil. He intentado que fuera lo más clara y resumida posible. Las menciones de textos y palabras en sánscrito las he puesto como una referencia, para facilitar tu investigación. De ser necesario vuelve a consultarme. Mis mejores deseos para ti.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas