Reparación de un electrodoméstico

Respuesta de
a
Usuario
Saludos.

El pasado mes de noviembre compré un pequeño calentador eléctrico en una gran superficie de electrodomésticos de Sevilla. Hace unos días (4 o 5 meses después) se me ha averiado dicho calentador sin que haya mediado uso incorrecto del mismo.
Yo tenía entendido que tras la entrada en vigor de la nueva ley de garantías en 2003, tenía derecho a la sustitución del calentador o la reparación del mismo por parte del vendedor.
Sin embargo, al llevarlo al sitio donde lo compré, en primer lugar me dijeron que sólo tenía derecho a la sustitución por uno nuevo los quince días posteriores a la venta, y además, no se quisieron hacer cargo de la reparación, y me facilitaron un listado de los servicios de asistencia técnica a los que me podía dirigir.
Mi pregunta es la siguiente:
1) ¿Tengo qué ser yo el que lleve el aparato al servicio de asistencia técnic, o yo no tengo por qué desplazarme, y es obligación del vendedor hacerlo?
2) ¿Podría exigir la sustitución inmediata por un aparato nuevo?
Muchas gracias de antemano y un cordial saludo
Experto
Talleres de reparación

De electrodomésticos

Presupuesto

Todo usuario que lleve a arreglar un electrodoméstico, tiene derecho a un presupuesto previo escrito. Este presupuesto tendrá una validez mínima de 30 días desde la fecha que se lo comuniquen.

El usuario quedará obligado al pago por la elaboración del presupuesto sólo cuando habiéndolo solicitado, no fuera aceptado. En este caso como importe del mismo podrá exigirse, como máximo: Para pequeños aparatos, 15 minutos del valor de la hora de trabajo; Para la línea blanca, 30 minutos del valor de la hora de trabajo; y para la línea marrón y electrónica el valor de una hora de trabajo.

Resguardo de depósito


En todos los casos en que una aparato de uso doméstico se quede depositado en el taller, bien sea para su arreglo o para elaborar presupuesto, se deberá entregar al usuario un resguardo, el cual será necesario presentar al recoger el presupuesto o el aparato arreglado.

Piezas de repuesto


Deben de ser nuevas, excepto en los casos en que el cliente dé conformidad por escrito para que se utilicen usadas o recuperadas.


Queda prohibido la sustitución de piezas innecesarias.

Obligación de tener piezas de repuesto: Todas las piezas de repuesto deberán servirse al cliente en los siguientes plazos: un mes, piezas de aparatos de importación; 15 días, piezas de aparatos nacionales.

Facturas

Todos los Servicios de Asistencia Técnica están obligados a entregar factura sellada, firmada y desglosada, especificando: operaciones realizadas, tiempo de mano de obra e importe de la misma, desplazamiento, transporte, etc., etc..

Servicios realizados a domicilio: Los gastos de desplazamiento sólo se podrán cobrar una vez aunque se arreglen varios aparatos; del mismo modo sólo se cobrarán una vez cuando fueren necesarios varios desplazamientos para un solo servicio. No se cobrarán gastos de desplazamiento si el usuario está ausente.

Garantía de las reparaciones

Todos los aparatos reparados tendrán una garantía de tres meses, contados a partir de la entrega del aparato reparado.

Hojas de reclamaciones


Todos los Servicios de Asistencia Técnica tienen la obligación de tener a disposición del cliente Hojas de Reclamaciones según el modelo oficial.


Información al usuario


Deben tener en lugar visible:


Precios aplicables por: Servicios concretos; mano de obra; desplazamientos, etc..


Todo usuario tiene derecho a presupuesto previo y precios por el mismo.

Todas las reparaciones están garantizadas por tres meses.


Este establecimiento dispone de Hojas de Reclamaciones.
Experto
La reparación de electrodomésticos

Los servicios técnicos oficiales en los periodos de garantía de los aparatos, la solicitud de presupuesto previo a los talleres autorizados y la conservación de la factura avalarán nuestros derechos, así como la validez de las reparaciones.


Es frecuente la duda en cuanto a si merece la pena o no el arreglo de un electrodoméstico averiado. El desplazamiento del técnico, el recambio de las piezas estropeadas y el coste de la mano de obra pueden suponer una cuantía considerable que no compense la reparación. Más aún si un electrodoméstico parecido e incluso de mayores prestaciones, a consecuencia del insoslayable avance tecnológico, se puede encontrar a un precio similar.


Para evitar quedarnos con la duda debemos conocer que tenemos derecho a que se nos proporcione un presupuesto en el que se detalle e precio de la reparación. Ahora bien, si con posterioridad decidimos no realizar la reparación, habremos de abonar al servicio técnico que confeccionó el presupuesto la tarifa establecida por su elaboración.

Además, hay otros consejos útiles que nos pueden facilitar la labor de reparar nuestros electrodomésticos:

.- Si el aparato se encuentra aún en período de garantía hemos de avisar al servicio oficial de asistencia técnica. Si una persona no autorizada manipula el aparato perderemos el derecho de reclamar contra la marca oficial o fabricante, aunque nos asegure que el defecto proviene de fábrica, por ello conviene ser cautos para conservar la validez de la garantía y llamar al servicio oficial.

.- Conviene solicitar siempre un presupuesto en el que se detalle el precio final de la reparación, que habrá de incluir tanto la mano de obra, como la sustitución de piezas y los gastos de desplazamiento si los hubiere, las llamadas " salidas ". Si renuncia al presupuesto y luego la factura le parece elevada, carecerá de argumentos fehacientes de reclamación.

.- Solicite un resguardo en el que se justifique la entrega del electrodoméstico. Para ello el aparato deberá estar debidamente identificado: marca, línea, serie, etc.

.- Una vez realizado el arreglo debemos retirar el aparato con cierta diligencia. Hay que tener en cuenta que, al igual que ocurre con los vehículos y su estancia en garaje, nos pueden cobrar una cuantía por cada día que transcurra desde que se nos avisó de la reparación del electrodoméstico.

.- Retirado el aparato, solicite una factura detallada en la que se especifique la reparación efectuada, las horas de trabajo, el precio de la mano de obra y las piezas sustituidas.

.- Los talleres de reparación deben exponer de forma clara y visible los precios por hora de reparación, y los gastos de desplazamiento. Si la reparación es a domicilio, solicite por teléfono previamente el importe de las tarifas.

.- Cerciórese de que las piezas sustituidas son nuevas, para ello tiene derecho a que le entreguen las piezas antiguas.

.- La garantía mínima de reparación es de tres meses, y cubre también los desplazamientos y las piezas reparadas o sustituidas, por eso es fundamental que conservemos durante dicho periodo la correspondiente factura.
Experto
ELectrodomésticos



Si, dentro del plazo de garantía, el electrodoméstico no funciona de manera adecuada ¿tengo derecho a devolverlo y recuperar el precio? ¿Tengo plazo para hacerlo?


Sólo si es imposible la reparación o la substitución del electrodoméstico. El vicio del electrodoméstico debe comunicarse al vendedor en el plazo de dos meses desde que se conoce. Si no hay acuerdo entre las partes, el consumidor dispone de tres años para ejercitar su reclamación.



Si el electrodoméstico no fuera conforme con el contrato, el consumidor tiene derecho a elegir si opta por la reparación del producto o por su sustitución por otro, excepto si una de estas opciones resulta imposible o desproporcionada; en tal caso no podrá elegir, y deberá aplicarse la opción que no suponga una desproporción.

Para poder optar por la reparación o sustitución del producto el consumidor debe informar al vendedor de la falta de conformidad del electrodoméstico dentro del plazo de dos meses desde que ha conocido la falta de conformidad. Asimismo, ha de comunicar al vendedor la opción elegida y ambas partes habrán de atenerse a ella.

Sólo cuando el consumidor no pueda exigir la reparación o la sustitución o si, habiéndola exigido, no se ha realizado en un plazo razonable o le ha causado graves inconvenientes al consumidor, entonces éste tiene derecho a optar entre una rebaja del precio o la rescisión del contrato, con la consiguiente devolución del dinero. También tiene derecho a esta opción si, una vez terminada la reparación, el electrodoméstico sigue siendo no conforme.

Si el vendedor no le ofrece las soluciones a que está obligado por Ley (reparación o substitución, o en su caso, rescisión del contrato y devolución del precio) el consumidor dispone de un plazo de tres años a contar desde la entrega del bien (que se entiende hecha en el día que figure en la factura o tique de compra, o en el albarán de entrega correspondiente si éste fuera posterior) para reclamar el cumplimiento de las obligaciones del vendedor judicialmente o mediante el arbitraje de consumo.

Si el consumidor dispone de una garantía comercial adicional, además de reclamar al vendedor, puede dirigir su reclamación contra quien aparece como garante en dicha garantía. En este caso el consumidor dispone de un plazo de seis meses desde que finalice el período de garantía consignado en la misma para reclamar el cumplimiento de ésta a quien figura como garante en dicha garantía (normalmente el fabricante o el importador).

Si la reclamación no se efectúa en los respectivos plazos legales, caducará el derecho del consumidor, y no podrá hacerlo valer por ningún medio.


Concepto legal de desproporción:

La reparación o la substitución se consideran desproporcionadas si una de las opciones impone al vendedor costes que, en comparación con la otra opción no son razonables, teniendo en cuenta el valor que tendría el electrodoméstico si no hubiera falta de conformidad así como los inconvenientes que puedan suponer para el consumidor.


Aclaraciones sobre la rescisión o rebaja del precio a efectos legales

El consumidor no podrá alegar la rescisión del contrato cuando la falta de conformidad sea de escasa importancia. Asimismo, la rebaja del precio debe ser proporcional a la diferencia entre el valor que tendría el producto, si hubiera sido conforme al contrato y el valor del bien que ha sido entregado, valorándolo en el momento de la entrega.


Sistema de cómputo de los plazos:

Si el vendedor, el fabricante, su servicio técnico, etcétera, proceden a la reparación del producto defectuoso, esta reparación suspende el cómputo de los plazos citados. Esta suspensión se inicia desde el momento en que el consumidor pone el bien a disposición del vendedor y termina la suspensión, y se reinicia el cómputo de los plazos cuando el producto reparado se entrega de nuevo al consumidor. Durante los seis meses posteriores a la entrega del bien reparado, el vendedor responde de las faltas de conformidad que motivaron la reparación, presumiéndose que se trata de la misma falta de conformidad cuando se reproduzcan en el bien defectos del mismo origen que los inicialmente manifestados.
Experto
http://www.hispacoop.es/reclamaciones/contenido/?n=5.2.2
Experto
http://www.ayto-coriadelrio.es/omic/agenda03.htm
Experto
http://www.repanomaly.com/
Experto