¿Mi ginecólogo puede saber si perdí la virginidad?

¿Mi ginecólogo puede saber si perdí la virginidad?.. AYUDAAAAAAAAAAAA! Es urgente! Gracias..=(
2

2 respuestas

Respuesta
1
Sí, ya que al observar la vagina puede ver si el himen está roto o no.
¿Mi ginecólogo puede saber si perdí la virginidad?.. AYUDAAAAAAAAAAAA! Es urgente! gracias..=(
pero... ¿el himen no se puede romper por otras cosaS? Por ejemplo he leído que si haces deportes como hípica gimnasia o montar en bici puede que el himen se rompa y no lo notes porque seria como una regla normal... ¿eso es verdad? =O
Sí, efectivamente el himen se pueden romper por muchos otro motivos que no sean la penetración. Por un golpe, por hacer determinados ejercicios de flexibilidad... El ginecólogo lo único que puede ver es el el himen está o no está intacto, las causas de su rotura no. Es decir si no eres virgen y no quieres que el ginecólogo se entere él sólo te dirá que el himen está roto, pero no sabrá si ha sido por relaciones sexuales o el motivo que sea, y por lo tanto tú puedes decir que no has tenido relaciones que no va a sospechar nada.
Respuesta

Respuesta de cruz roja española servicio de información de vih
Cruz Roja Española Servicio de Información de VIH
Cruz Roja Española Servicio de Información de VIH, Somos el Servicio Multicanal de Informacion sobre VIH / sida de...
Lo primero es saber si realmente "tiene el himen intacto".

El que exista o no himen no es un indicativo de que la mujer que haya tenido o no coito.

No se puede verificar, con un simple examen físico, si una mujer ha tenido coito o alguna otra experiencia sexual. Dado que, pocas mujeres nacen con una membrana en el interior de su vagina, no puede afirmarse entonces que la ausencia de himen sea el indicio de que la mujer haya tenido relaciones sexuales.

El himen no desaparece cuando algo se inserta en la vagina. Puede estirarse sin romperse o rasgarse. Por ejemplo, si una mujer se introduce dos dedos en la vagina durante la masturbación, su himen puede rasgarse todavía al tener relaciones sexuales por vez primera, puesto que un pene suele ser más grueso que dos dedos.

De igual manera, una mujer que haya tenido sexo vaginal puede tener restos de tejido del himen. Tales restos no suelen causar ningún dolor durante el coito.

Al introducir juguetes sexuales en la vagina, al probar distintas posiciones durante el coito, o si la pareja sexual actual de la mujer posee un pene de mayor grosor que los de sus parejas anteriores, himen puede rasgarse de nuevo, o incluso puede rasgarse por primera vez.

Por ejemp`lo:Cuando un ginecólogo examina a chicas preadolescentes y adolescentes buscando evidencias de abuso sexual, buscará heridas o rasgados en el himen. Sin embargo, hay mujeres que nacen sin himen, y en tal caso será necesario buscar otros signos o señales de dicho abuso.

Antes de la pubertad, los tejidos de la vulva son generalmente muy frágiles y delgados. Cualquier actividad que someta estos tejidos a una gran tensión puede estirar y por tanto lastimar el himen. Así, se da el caso de que muchas jóvenes dañan o dilatan su himen al efectuar actividades físicas como deportes, montar a caballo, insertar o quitar tampones o al masturbarse. Una muchacha puede no ser consciente de que esto ocurre, sobre todo si no hay sangre o dolor durante el evento.

En algunas mujeres el himen se rompe en más de una ocasión. Incluso algunos son lo suficientemente elásticos para permitir que la vagina sea penetrada sin que el himen se desgaste. Esto suele ocurrir si la dilatación vaginal se produce gradualmente con los dedos o con otros objetos durante un período extenso de tiempo.

Se han dado casos de mujeres embarazadas que llegan a la sala del parto con el himen intacto, por lo que el médico tiene que rasgarlo para facilitar el nacimiento del bebé.

Dicho todo lo anterior, como ya te han comentado, el médico no tiene por qué decir nasda a la madre sobre si su hija es virgen o no, máxime teniendo ya 14 o 16 años. Se trata de un dato confidencial.

Para terminar, si decidís tener relaciones sexuales, usad siempre preservativo.

Un saludo.

Servicio Multicanal de Información y Prevención del VIH y el sida de Cruz Roja Española

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas