Mi madre es esquizofrénica y vivo con ella. Tengo 18 años, juego al fútbol y estudio periodismo.

Hola, te escribo a las 4 de la mañana desesperado, para que me escuches y me puedas ayudar. Me llamo Héctor y tengo 18 años. Voy a hacerte un resumen de lo que me ocurre, de mis sensaciones y de mi historia:
No tengo amigos, ni novia y me cuesta relacionarme con la gente. Todo empezó desde que empezaba a tener uso de la razón y me daba cuenta de los problemas de mi alrededor. Mi madre es esquizofrénica. Desde los 14 años eso me ha marcado. Siempre estaba preocupado por mi madre, triste, no salía y me escondía en ello. Quiero mucho a mi madre. Pero no sé si toda mi vida he estado escondiéndome de la gente, de la vida, por el problema que tiene ella, poniéndolo como excusa para afrontar mi propia vida. La realidad es que, me puse una barrera, me fui volviendo desagradable, como si no quisiera tener amigos (claro que los tenia, y los quería tener), y pasó que me quedé sólo. Estos tres últimos años, todos los días o la mayoría los he pasado encerrado en mi cuarto, en el ordenador, en chats, perdiendo el tiempo, escuchando canciones tristes... Escondiéndome de la vida. Es como si tuviera miedo de la vida. Me evado de la realidad y me meto en mi mundo de internet. Sufro y he sufrido mucho. Parece que me he acomodado a esta vida, porque así es como si me protegiera. Y no es lo que quiero. Quiero luchar, me considero un luchador, y quiero salir adelante, pero siempre caigo. Tengo el autoestima por los suelos y me pongo nervioso cuando hablo con alguien cara a cara. Ahora estoy en la universidad, mi primer año de periodismo, y vivo con mi madre. Hasta este año, que me he ido a la Universidad complutense de Madrid, he estado viviendo en valencia con mi padre, mi madrastra mi hermanastra y mi hermana pequeña. También tengo un hermano de 21 que vive aquí en Madrid, pero con su novia. Y las relaciones han ido en decadencia. Al principio, bien, salia con los amigos, estaba en el salón viendo la tele con mi padre y los demás, pero con el tiempo, me encerraba en mi mundo. Mi padre piensa que estoy acomplejado, que no me acepto tal y como soy. Yo creo que soy un cobarde por no afrontar la vida, por esconderme. Pero también pienso que soy un luchador y que con un empujón todo cambiaría. La verdad, no tengo vida social, pese a que estoy en la universidad, y tal... Me escondo en el porno, en mi ordenador, en el chat, en algo que ni siquiera me gusta, que me da asco. No quiero poner la excusa de la enfermedad de mi madre para no luchar po mi vida, quiero salir y no quedarme con ella "cuidandola", me he pasado toda la vida cuidándola, estando con ella. Siempre hemos estados unidos. Pero tengo que hacer mi vida, mirar por mi. Tengo un gran problema. Me encanta el fútbol. He estado jugando estos 4 años al fútbol. Soy muy bueno. Quiero ser futbolista. Es mi sueño. Pero tengo este maldito problema de autoestima, de adaptación, de yo que sé. ¿Podrías ayudarme? Pscioanalizame, saca tus propias conclusiones, pregúntame. Quiero salir adelante, dejar esta mierda de vida. Pero parece que estoy anclado en mi propia barrera y que no soy el que era antes, me he metido muy dentro del personaje que creé y ahora no sé si puedo salir. Necesito espabilar. Estoy mal. Ayúdame.
1

1 Respuesta

367.200 pts. Espiritualidad, Relaciones Humanas, Dirección de...
Ánimo!. Te puedes curar fácilmente !.
Tienes un problema de amor hacia ti mismo, de autoestima. Ya tenemos una ventaja. Lo hemos detectado, y ahora será muy fácil que lo llegues a superar.
Por tanto, tenemos que aprender a amarnos a nosotros mismos.
Debes PERDONAR a cualquier persona que te haya ofendido de palabra o de obra. El que actúa ofendiendo es débil. Ataca porque no es feliz. El que es feliz transmite felicidad a los demás. El que es infeliz transmite discordia, celos, envidias, violencias, etc.
Lo primero es NO CULPABILIZARTE DE TU PASADO. El pasado ya se fue, ya no existe. Da gracias a Dios de haberlo vivido y de poder sacar experiencias de él para AHORA. Si tu pasado fue duro, ahora puedes ser más fuerte y tener una experiencia valiosísima.
No te preocupes por EL FUTURO. Vive al día. Haz las cosas con tu mejor intención. Si no salen como tu quisieras, acéptalo. No tienes tu la culpa. Las personas reaccionamos a veces mal. Tú sigue haciendo el bien.
Aprende a CONTROLAR TU PENSAMIENTO. Cuando percibas que te estás diciendo a ti mismo: "Fracasarás" "Eres una inútil" y cosas por el estilo, piensa. Estoy haciéndolo mal. Lo que sí es ahora un fracaso es estar pensando eso. Piensa en algo que te guste: una canción, una puesta de sol, una sonrisa que te dio una persona, el interés de que seas feliz del que esto te escribe, o otra cosa parecida.
Acéptate como eres. Guapo o feo, listo o tonto, rico o pobre. Mira lo que tienes, no lo que te falta cuando te comparas con los demás. Puedes andar, reír, escribir, ver con tus ojos, comer y beber cuando quieres. Piensa que hay muchos seres humanos en el mundo que no tienen esas cosas que tu sí tienes, y se esfuerzan por sobrevivir y ser felices.
Intenta no ponerte demasiadas obligaciones. Haz cosas durante el día, pero bien hechas, perfectamente hechas. Cada cosa que hagas piensa que es como si no existiera otra cosa para hacer en el mundo. Disfruta de lo que haces. Esa es la clave.
Otra cosa, no te compares con nadie. Vive TU VIDA. No quieras parecerte ni tomar modelo de lo que le pasa a este o al otro. Tú eres único e irrepetible y tienes que aprender a darte satisfacción, a conocerte y a respetarte a ti mismo. Si los demás tienen problemas, tú procura ser consciente que su tristeza te puede arrastrar a ti.
Para ello, recobra energía disfrutando de tu vida, respirando, paseando al aire libre en la montaña o junto el mar.
Intenta no observarte demasiado. Si te tienes como protagonista "estelar" de tu vida no podrás dedicar suficientemente a los demás (eso me pasó a mí también durante algunos años en que viví solo).
La mejor solución para el problema que notas ahora es LLENAR TU VIDA DE HECHOS DE AMOR Y DE SERVICIO PARA LOS DEMÁS.
Sí, hay muchas personas que pasan a diario en tu camino que necesitan de ti, de una sonrisa, de que les escuches, de que valores sus trabajos o esfuerzos. ¿Qué te impide esforzarte para hacerles la vida más agradable?. Así, cuando llegue al final del día te vendrán pensamientos de esas personas contentas, llenas de energía que les has comunicado tú, y verás que eso es muy contagioso (pues te lo pasas muy bien). Estarás pensando qué y cómo actuar mañana, la semana que viene, etc.
Tienes que vivir una vida que te satisfaga a ti. No dejes pasar los días uno detrás de otro sin ningún sentido. Cuenta los días de tu vida por las buenas obras que has hecho en cada uno de ellos. Si algún día no has hecho nada positivo por los demás, considéralo un día perdido.
En cuanto a las pastillas, yo no creo mucho en ellas. La fuerza está en ti, en tu mente. Conozco a personas que tomaban seis pastillas diarias contra diversas dolencias de su espíritu que se han recuperado tomando una infusión de manzanilla por las mañanas y una infusión de cola de caballo con miel por las noches.
Hazte un plan de vida, un horario, y cúmplelo, por ejemplo:
7. 00 Levantarse y aseo
7. 45 Lectura, meditación o paseo
8. 15 Desayuno
9 a 13 trabajo
13 a 14 almuerzo
14 a 18 trabajo
18 a 20 tiempo libre
20 a 21 cena
21 a 22 Formación, lectura
22 a 23 aseo.
23 Descanso.
No quieras hacer muchas cosas. Ves haciendo las que puedas, pero cuando cojas una cosa entre manos intenta hacerla perfectamente, como si fuera la única cosa que pudieras hacer en tu vida. Sé útil a los demás no te encierres en ti mismo, ayuda a la gente que te rodea en tu familia, en tu trabajo en tus ratos con amigos. Hazles la vida sencilla, que no se tengan que preocupar por ti. Que después de estar contigo "noten" que han recibido energía, que se sienten mejor. Esa tendría que ser la motivación principal de tu vida, lo demás es relativo y menos importante.
Procura también alimentarte correctamente, tomar alimentos sanos y que sabes que te convienen, cuida a tu cuerpo y a tu persona. Respeta las necesidades del sueño. No tomes drogas, ni fumes ni alcohol ni nada de eso. Procura aprender a respirar bien, capta la energía de lo que te rodea, deja que te lleguen los rayos del sol, las partículas de aire que te dan la vida que necesitas para respirar. Haz buenas obras de las que tu sabes que puedes hacer. Si algo sale mal, ten paciencia contigo mismo, no te martirices, amate a ti mismo.
Si te gusta leer puedes hacerlo con el libro USTED PUEDE SANAR SU VIDA de Louise L. Hay (Editorial Urano). También si quieres un libro estupendo que te aclarará lo importante y lo superfluo de su vida, lee PARA SALVARTE del padre Jorge Loring. También lee algún libro de la Madre Teresa de Calcuta, y te enterarás de lo que es el amor. El amor es la fuerza que gobierna el universo. Puedes consultar sobre el padre Loring en y en www.arconet.es/loring.
Una web que a mi me gusta muchísimo y que tiene muchos consejo sobre el desarrollo personal, las relaciones humanas, el trabajo, la felicidad, etc. es www.interrogantes.net Te recomiendo que la consultes. Está superbien.
También puedes visitar mi web http://perso.wanadoo.es/manueljmj o mi blog http://manuelmiguelhernandezpujadas.blogspot.com/
NO dejes de seguir escribiéndome y contándome lo que te pasa. Eso sí, no me cuentes sólo cosas negativas. Por cada cosa negativa que me cuentes, cuéntame una positiva. Ese será el trato, ¿vale?.
Hola, has señalado que me puedo curar fácilmente, cosa que me alegra, pero, también, te has referido muchas veces a lo que me pasa como una "enfermedad", ¿qué enfermedad tengo yo?
Tu enfermedad es creerte que estás enfermo. El pensamiento negativo nos puede llevar a tener enfermedades físicas reales. Porque la mente y el cuerpo están conectados. Sigue los consejos que te he proporcionado y vivirás una vida más plena y feliz.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas