Prolactina alta.

Respuesta de
a
Usuario
Saludos:
El motivo de mi consulta es debido a un análisis de sangre que me hice en el que me ha salido la prolactina alta. En concreto en 48.
Estoy a la espera de repetir el análisis pero me gustaría saber si debo preocuparme un poco o es habitual que la prolactina salga de los limites normales en momentos concretos.
Cualquier respuesta que me pueda dar al respecto me servirá.
Soy un chico y tengo 25 años.
Muchas gracias de antemano.
Avatar
Experto
No soy endocrinólogo pero te voy a adjuntar lagunas observaciones que encontré.
En el espermograma se detectó disminución en el número y movilidad de los espermatozoides. En conclusión, la hiperprolactinemia en el hombre tiene una repercusión negativa en la esfera gonadal, tanto sexual como reproductiva, por lo cual merece una atención especial.
Avatar
Experto
Fíjate que algunos medicamentos como los antidepresivos aumentan la prolactina en sangre

Medicamentos que afectan la
Fertilidad en el hombre
Los medicamentos que afectan la fertilidad del hombre se manifiestan con una menor producción de espermatozoides o impotencia sexual. A continuación explicaremos cada uno de ellos y su utilización.
? Anabólicos

Utilizados generalmente para el aumento de la masa muscular, provocan un menor recuento de espermatozoides e impotencia.
? Cocaína

Provoca un efecto tóxico directo sobre los espermatozoides produciendo una disminución en su producción.
? Anfetaminas

Producen impotencia y disminución del deseo sexual junto a un menor recuento de espermatozoides.
? Antidepresivos

Los antidepresivos tricíclicos aumentan la hormona prolactina segregada por la pituitaria. En el hombre produce impotencia, disminución de la libido y un menor recuento de espermatozoides.
? Minoxidil

Se utiliza para el tratamiento de la pérdida del cabello. Puede povocar una producción menor cantidad de espermatozoides, impotencia y disminución de la libido.
? Finasterida
Al igual que el minoxidil se utiliza para el tratamiento de la pérdida del cabello. Puede provocar una reducción en el recuento de espermatozoides, impotencia y disminución de la libido.
? Betabloqueantes
Se utilizan generalmente para reducir el aumento de la frecuencia cardíaca y el control de la tensión arterial y pueden producir impotencia en el hombre.
? Citostáticos

Se utilizan para el tratamiento contra el cáncer y provocan la muerte de los espermatozoides.
Avatar
Experto
Esto es en general sobre la prolactina tanto en la mujer como en el hombre

1. - La Prolactina o "PRL".

Actúa sobre la glándula mamaria, los ovarios y los testículos (Gónadas), según se trate de una mujer o un hombre respectivamente. En la glándula mamaria inicia y mantiene la producción de leche materna para la lactación después del parto. En los ovarios, por encima de una cantidad determinada de hormona en la sangre, interfiere con la ovulación (descarga del óvulo en las Trompas uterinas para que pueda ser fecundado o, en caso que no lo sea, se produce la regla de la mujer o "menstruación"). En el hombre interviene en el deseo sexual (libido), potencia sexual y fertilidad.
El hipotálamo regula la producción de Prolactina mediante el PIF, un factor que inhibe su fabricación por la adenohipófisis, obligando a mantener esta hormona en la sangre dentro de un límite máximo. El PIF llega hasta a la Adenohipófisis a través del sistema venoso Porta que describimos en el apartado "Anotomía" y en el de "Funciones". La Prolactina es la única de las hormonas de la Adenohipófisis que siempre tiene encima la bota tirana del Hipotálamo, reprimiéndola.

Muchos factores estimulan la producción de prolactina y que deben de tenerse en cuenta en los pacientes que padecen de un exceso de esta hormona en la sangre o Hiperprolactinemia:
- El sueño, el ejercicio y otras formas de estrés.
- La succión de las mamas, muy beneficiosa para mantener la lactación postparto.
- Algunas drogas antidepresivas, antialérgicas, tranquilizantes
-También los estrógenos (una de las hormonas sexuales femeninas fabricadas por nuestro propio organismo y que también forman parte de tratamientos anovulatorios). Durante el embarazo, los estrógenos se producen en grandes cantidades por los ovarios y provocan un aumento del tamaño de las células hipofisarias que fabrican Prolactina y, en consonancia, un ascenso de esta hormona en la sangre. Al mismo tiempo, los estrógenos bloquean la acción de la PRL sobre las mamas, inhibiendo la lactación hasta el parto, momento en que su descenso en la sangre deja vía libre a la acción de la prolactina sobre ellas, provocando su descarga de leche para el bebé. Hay que recordar que los anticonceptivos llevan en su composición estrógenos.
- La hormona que estimula la liberación por parte de la adenohipófisis de la Hormona Estimulante del Tiroides o "TSH", que veremos más adelante y que provoca también la liberación de Prolactina. Este factor es fabricado por el hipotálamo cuando detecta que existe poca hormona tiroidea en la sangre. No debemos extrañarnos pues, que algunos de los pacientes con hipotiroidismo primario (por enfermedad de la propia glándula tiroides) tengan alta la Prolactina en su sangre. Corrigiendo el déficit de su tiroides, se normalizará también su Hiperprolactinemia.
- Los tumores y otras enfermedades que afectan al hipotálamo, si interfieren la fabricación del PIF hipotalámico ya mencionado o con su transporte, a través de los vasos Porta del tallo de la hipófisis, hasta la Adenohipófisis, también provocan una producción y liberación incontrolada de Prolactina hacia la sangre debido a que el PIF es el principal inhibidor de esta.
- Algunos tumores de la pared del tórax irritan los nervios que caminan pegados a las costillas y provocan Hiperprolactinemia. Estos nervios son los que vehiculizan el reflejo de succión de las mamas merced al cual, cuando el lactante succiona el pezón materno, se produce la descarga de Prolactina para proporcionar la leche que necesita.
- Por último, los tumores benignos de la adenohipófisis, formados a partir de las células que fabrican prolactina (Prolactinomas), producen cantidades grandes de esta hormona de manera autónoma, sin que el PIF hipotalámico pueda contrarrestarlo. Su consecuencia también es la Hiperprolactinemia.

Síntomas de Hiperprolactinemia.-

Los síntomas característicos de la Hiperprolactinemia (exceso de Prolactina en la sangre) en la mujer es la falta de reglas mensuales o Menstruaciones (Amenorrea) condicionado por la falta de ovulación de los ovarios (Infertilidad o pérdida de la capacidad para quedar embarazada), la secreción de leche por las mamas (Galactorrea) y disminución del deseo sexual (disminución de la libido). Este cuadro clínico solo es normal cuando la mujer está dando el pecho a su hijo después del parto. De esta manera, la sabiduría de la naturaleza dificulta que una mujer en estas condiciones pueda quedarse embarazada; precisamente cuando necesita de toda su energía y recursos para su recién nacido.
La deficiencia gonadal que la Hiperprolactinemia provoca, con el descenso de los niveles sanguíneos de los estrógenos (hormona sexual femenina) fabricados por los ovarios, es responsable a la larga del desarrollo de una descalcificación ósea (Osteoporosis) en las mujeres susceptibles y uno de los motivos para su corrección terapéutica.

En el hombre los síntomas son menos llamativos: Disminución de la libido, disminución de las erecciones del pene (Impotencia) y disminución del número de espermatozoides que fabrican sus gónadas (Infertilidad). Estos síntomas son con frecuencia atribuidos por el enfermo a debilidad de su propia naturaleza, en especial si ocurren ya a una edad avanzada y no suelen provocar la alarma que, en el caso de la mujer, la lleva a consultar al médico. Desgraciadamente esto permite que el tumor siga creciendo hasta provocar otros síntomas más graves, si es que es este el responsable de la hiperprolactinemia del paciente.

Macroprolactina.-

En ocasiones las moléculas de Prolactina se unen entre sí para formar unas grandes moléculas (macroprolactina) que conservan su actividad hormonal, pero al ser tan grandes no pueden alcanzar a sus células diana porque no pueden salir de los capilares (vasos sanguíneos muy pequeños que irrigan a los tejidos). El resultado es que los aparatos de medida de la Prolactina detectan grandes cantidades de esta en la sangre, pero el paciente no tiene síntomas de hiperprolactinemia, ni se observa ningún tumor en la hipófisis. Si en el laboratorio eliminamos esta macroprolactina mediante una reacción química, nos damos cuenta que la prolactina que queda se encuentra en cantidades normales y por tanto el paciente no precisa ningún tratamiento.

Esta macroprolactinemia (presencia en la sangre de macroprolactina en grandes cantidades), no debe de ser confundida con los macroprolactinomas, que son adenomas de hipófisis grandes que producen mucha prolactina.

Cualquier duda estoy a tu disposición en la medida de mis posibilidades