Ataques de ira

Hola experto, verá, soy un tipo muy tranquilo y pacífico, pero a veces, por cualquier tontería, como perder una partida de cartas o de ping pong, o cosas por el estilo, me pongo como una fiera, me da por gritar y por golpear cosas. Es algo que reconozco y que intento controlar, pero que llegado el momento me es imposible de evitar. Hace poco leí sobre los ataques de ira, y creo que tengo algo como eso, ¿qué me recomienda?
1

1 respuesta

1
Respuesta de
Para afrontar de la mejor manera los acontecimientos, son recomendables dos factores:
1.- Un factor externo. Tratar de actuar siempre con actuación buena en sí misma. Por lo menos intentarlo; de tal manera, que si a uno no le sale, en el momento que se da cuenta, no lo dé todo por perdido y siga adelante, sino que se frene y comience con un buen comportamiento, si bien, por supuesto, asumiendo las consecuencias de quizá la mala actuación inicial. Pensar en un momento que uno esté sereno (no dejarlo para el momento de mayor emoción) que actuar mal sólo puede traerle problemas a uno y no beneficia a nadie; esto frenará, llegado el momento, en gran medida, siempre con el punto dos, ya que en solitario, llegado un determinado estímulo de una determinada intensidad, si sólo estuvieran en juego intereses personales, uno se equivocaría, tendría una ansiedad o furia incontrolable, o le podrían sus intereses personales, etc. Si uno no se guía por la buena intención, no puede depurar los intereses personales, con lo cual uno seguiría actuando según estos, los cuales son muy engañosos como guía de conducta.
2.- Un factor interno: ante una situación, tener auténtica buena intención hacia todos, esto es, que uno se encamine al bien real de todos los implicados en una situación, y que este objetivo esté por encima de satisfacer los intereses superficiales personales. Por supuesto, que si se hace esto, esto tendrá, o llegará a tener, como respaldo, una vida también así enfocada generosamente, hacia hacer todo el bien que uno puede. En este sentido, te dejo una dirección sobre actitudes saludables abajo.
Dices que eres tranquilo y pacífico. Esto no es suficiente. Se trata de tener una vida con auténtico sentido. La auténtica tranquilidad, no la superficial, te vendrá, además de lo anterior.
Dices que te exaltas por alguna tontería; sin duda, lo que hace que te enfurezcas tiene un significado para ti, y supone una amenaza para ti (tanto física o psíquica); tienes que ver qué significa perder en eso para ti (no eres el único que tiene muy mal perder), y resolverlo desde la raíz; no se trata sólo de analizar por qué uno es así, sino que la dirección de mejorar (y para ello pensar en lo que uno puede aportar al bien de las personas), es la que pondrá cualquier factor en su sitio y medida. No siempre uno puede llegar a saber por qué actúa como actúa, pero sí siempre puede mejorar, y utilizarlo todo para hacer el bien. Incluso la buena intención te dirá si tienes que acceder a ese juego, etc. o dejarlo (la buena intención también hará medir mejor tus fuerzas al respecto, en un momento determinado, y te facilitará el adaptarte mejor si las circunstancias cambian; no sólo es evitar una situación, ya que en muchas ocasiones la situación puede venir a uno).
No tiene nada de extraño lo que me cuentas, dado que la tranquilidad en una situación que describes, se supone que es superficial (sólo con el punto 1 anterior, el cual es insuficiente), pero ante un determinado estímulo, o una determinada amenaza, no te controlas ya que no tienes el sustendo del control interno, de la auténtica buena intención, la cual facilitaría además, limar intenciones personales desordenadas, como orgullo, deseo de sobresalir, etc., y también, como te dije, te orientará a estar en el sitio que realmente debas estar.
Dices que te es imposible evitar, ya que un determinado comportamiento no se evita si sólo lo guían intereses personales; en cambio, si comienzas a tener auténtica y generosa buena intención hacia todos, esto sí hará que te controles, y que aproveches la vida.
Para que lo entiendas mejor, es como la forma de afrontar una agresión externa. Habría tres grandes formas y sólo una correcta: 1ª forma incorrecta: responder mal por fuera y mal por dentro (incorrección por fuera, y mala intención o indiferencia por dentro); con esta respuesta, ya te imaginas los resultados, entre otras cosas, uno se la juega, porque el otro no se va a estar quieto en una determinada situación, excepto que en ese momento cambie de actitud. 2ª forma incorrecta: aparentemente bien por fuera, pero mal por dentro ; esto no tiene buenos resultados ya que el otro capta el odio, desprecio o indiiferencia, con los efectos consiguientes, tanto en la situación concreta, como en el no crecimiento como persona, ya que pudiendo haber hecho un bien respondiendo bien, no lo has hecho.
Y la única forma correcta, la tercera forma, sería, con actuación buena en sí misma y con buena intención real hacia todos, esta es la única respuesta que puede considerarse buena y que realmente podría aliviar la agresividad del otro (esto no sería incompatible con salir corriendo, buscar ayuda, etc. conductas que no son incorrectas en sí mismas, siempre que estuviesen guiadas por el bien de todos); de esta manera uno sabría responder de la mejor manera ante lo que se le presentase. Dificultades para adoptar esta conducta: los intereses personales, porque esto que es lo más eficaz, en muchas ocasiones, quedaría popularmente mal y no sería entendido. Entonces uno tendría que elegir entre actuar bien, procurando el bien para todos, o actuar mal, quedando superficialmente quizá bien, pero haciéndose y haciendo un mal, y teniendo que atenerse a las consecuencias.
Por eso te recomiendo el guiarte en la vida por hacer todo el bien que puedas (te dejo los folios de abajo), como prioritario objetivo, de esta manera no te equivocas y cada vez te quedará más lejos el descontrolarte inútilmente externamente. Esta será, además, la mejor forma de eliminar los intereses personales desordenados o egoísmo orgullo, soberbia, etc..
Un saludo.
Ana Vázquez
anavzquez@yahoo.es
http://actitudessaludables.blogspot.com
Hola, gracias por contestar con prontitud. Creo haber entendido que por muy tranquilo que sea, dentro de mí tengo una serie de emociones que no manejo muy bien y que llegado el momento salen fuera y se me van de las manos, y que por lo tanto lo que debo de hacer es centrarme antes de empezar cualquier cosa, y hacerla con buena intención hacia mí y hacia los demás. ¿Me equivoco?
Un saludo.
Tienes que tener buena intención hacia todos, pero de verdad, no sólo complacencias superficiales. Por ejemplo, no te aconsejo poner tus intereses más egoístas, por delante del bien de las personas. Si pones por delante el bien de las personas, tú te haces bien de verdad, y si miras más por tus intereses particulares, te haces daño, porque fomentas el egoísmo.
Se trata de acostumbrarte a actuar y reaccionar, y vivir, siempre con buena intención y encaminado a hacer todo el bien que puedas. Y en este sentido, lo más correctamente que puedas, independientemente de que pudiera "quedar mejor", en un momento algo malo, lo cual sería muy perjudicial.
Lo de centrarte, sería como poner un rumbo, poner un norte, en tu vida, y en tus acciones, como saber claramente a dónde te diriges en primer lugar; y yo te diría que lo que más te ayuda es dirigirte a hacer todo el bien que puedes. Si haces esto, esto te frenará de actuar mal, ya que no querrás dar un mal ejemplo, ya no fomentarás tu orgullo, etc. Si trabajas tu buena intención, ya irán descendiendo los intereses egoístas como el orgullo y demás, los cuales son muy malos consejeros.
El amor de verdad todo lo cura, y verás maravillas.
Un saludo.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Psiquiatría o hacer tu propia pregunta: