Engordar

Respuesta de
a
Usuario
Hola, soy un chaval de 16 años.
Soy muy delgado, peso 54Kg. Y me gustaría subir más el peso. Como bien, no soy de esos que come poco, pero siempre me veo igual.
¿Podrías decirme alguna dieta para engordar?
Si puede ser, lo que me interesa más sacarle volumen es a los pectorales, se me ven mucho las costillas i entre estos (los pectorales) tengo una cavidad bastante onda; me imagino que es de nacimiento y nunca veo que se me tape.
¿Es posible rellenar ese hueco? , Si no lo es ¿Es posible disimularlo?, ¿Haría bien entrenando los pectorales en el gimnasio?

Perdón por el rollo, muchas gracias
Experto
Êstimado:
Normas básicas

Por lo menos hacer seis pequeñas comidas al día, y cocinar con productos ricos en calorías como la nata, la mantequilla, yemas de huevo y azúcar.

Entre comidas picar algo, galletas o bizcochos dulces, higos secos, pasas o nueces. También irá bien tomar un zumo de uvas o un vaso de vino tinto con una yema de huevo y azúcar en la cena.

La comida debe ser frecuente, nutritiva y estimuladora del apetito. Preparar comidas con harina y con huevo, por ejemplo los rebozados de carnes o pescados, esto en lo que se refiere a comidas nutritivas. La miel y el azúcar son estimuladores del apetito, puedes tomarlos con el café, la leche o las infusiones. Si te gusta tomar zumos de frutas, éstos se pueden enriquecer con nata y azúcar.

Alimentos ricos en calorías

Debes saber que los alimentos que contienen más calorías son los cereales, las patatas, las sopas y las salsas.
También la mayonesa con la que puedes aderezar alguna comida, la carne y los embutidos, también el pescado ahumado y las legumbres.

Para acompañar el pan puedes utilizar la mantequilla, las mermeladas y las jaleas.

Alimentos estimuladores del apetito

Son buenas las ensaladas aderezadas con nata o aceite de oliva, mejor que con vinagre. El requesón, la cebolla y las cebolletas, el tomate o los rábanos.
Si tomas demasiada cantidad de grasas, tu cuerpo puede tolerarlo pero producen rápidamente sensación de saciedad y dejas de comer más rápidamente.

No obstante todo lo dicho, siempre es recomendable visitar a un especialista, que nos dirá si el motivo de nuestro cansancio y decaimiento o de la delgadez, es por culpa de alguna dolencia específica.

Para los pectorales:
El pecho es una de las partes del cuerpo que más lucen los hombres en la playa y una de la que mayores éxitos con las mujeres puede asegurarles. Hay pocas cosas que puedan reemplazar a unos pectorales bien definidos y totalmente endurecidos por una musculatura bien trabajada.

Seguramente nos molesta cuando nos vemos al espejo y notamos la flacidez en esa zona y pensamos en como podríamos ser mucho más atractivos si tan solo hubiéramos trabajado un poco más en el gimnasio.

Y a medida que se acerca el verano nos desesperanzamos más y más, comenzamos a sentir vergüenza y a pensar que tal vez ni acercarse a una playa sea una buena idea.

O, por el otro lado, nos ataca la desesperación por trabajar velozmente y tal vez en un par de meses poder llegar a estar tan bien como si llevásemos años y años haciendo ejercicios de pecho en los aparatos del gimnasio.

Por supuesto, es prácticamente imposible reemplazar años de trabajo con un par de meses de esfuerzo. Pero podemos lograr estar un poco mejor de lo que nos vemos ahora, con unos meses de buena utilización del gimnasio, llevando a cabo determinados ejercicios, que son los que vamos a listar a continuación y son sin lugar a dudas los más efectivos en este área de trabajo.

Los pectorales perfectos
Si lo que queremos lograr es tener un gran pecho para estar vacaciones, entonces lo mejor que podemos hacer es tener en cuenta todo lo que diremos en este artículo. Solamente tenemos que ser inteligentes en lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Lo mejor es seleccionar cuatro de los ejercicios que te presentaremos, y sobre la base de ellos armar la rutina que vamos a seguir para lograr estos objetivos de los que hablamos.

Por supuesto, siempre tenemos que tener en cuenta que es lo que estamos trabajando cuando seleccionamos los ejercicios. Hay que tratar de lograr (mejor dicho, hay que lograrlo, no solo tratarlo) que todas las diferentes zonas musculares del tronco sean trabajadas, no solamente algunas de ellas.

Con esto y haciendo, como habíamos dicho, tres o cuatro series de entre ocho y doce repeticiones cada una, con los pesos adecuados durante entre cuatro y seis semanas; y luego pasando a otros cuatro ejercicios, lograremos ponernos en forma para estar perfectos durante el verano.

Teniendo en cuenta esto que acabamos de decir, seguramente estaremos tomando conciencia de que si queremos tener algún tipo de éxito en la temporada veraniega, lo que nos conviene es empezar a trabajar lo antes posible en lograr ese estado físico que tanto queremos. Por lo tanto, sin dar más vueltas, vamos directamente a dar la lista de consejos y ejercicios que tanto nos van a ayudar.

Las repeticiones

Una última aclaración importante antes de meternos de lleno en la rutina de ejercicios. Dependiendo de qué es lo que queremos lograr, la forma en que debemos llevar a cabo las ejercitaciones varía.

No es lo mismo si queremos lograr tamaño, aumentar el tamaño de nuestros pectorales y ganar musculatura que si nuestros esfuerzos se concentran en lograr un físico más estilizado y tonificado que armado.

En caso de que lo que estemos buscando sea lo primero, entonces lo que tenemos que intentar es esforzarnos todo lo posible en nuestro trabajo, haciendo series de repeticiones más cortas (normalmente lo más recomendable es que sean entre cinco y ocho repeticiones por serie), pero con mucho más peso. Es más, tendríamos que cargar las pesas con tanto peso como nos sea posible levantar.

Si, por el contrario, lo que estamos intentando es conseguir lo segundo, o sea, un físico estilizado y tonificado, sin tanta masa, lo que debemos es intentar un trabajo menos concentrado y esforzado pero más duradero en tiempo y en ritmo.

Básicamente, lo que tenemos que hacer es alargar las series de repeticiones (en este caso lo habitual es realizar series de entre ocho y doce repeticiones, en lugar de las cinco a ocho del método anterior), pero con pesos menores, que no tengamos tanto problema en levantar y que solo hacia el fin de la serie se empiecen a hacer costosos de utilizar para el trabajo.

Como podemos ver, son dos métodos de trabajo claramente diferenciados, pero ambos son efectivos en su propia forma y características. Queda en nosotros decidir cual es el que nos interesa intentar.


Envía mis cinco puntos para cerrar.
Bendiciones,
Mucha suerte. Estoy para ayudar.
Prof. Amaliucha