Dolor rodilla al correr

Respuesta de
juanapilar
a
Usuario
Buenos días.
Le expongo mi problema por si me puede dar algún consejo.
Desde enero más o menos tengo un dolor en la rodilla izquierda al correr (durante un tiempo superior a 10 - 12 minutos). Antes de estos problemas solía correr 3-4 días por semana durante una hora más o menos.
El dolor lo localizo en la parte externa de la rodilla izquierda, y se irradia un poco más abajo. Fui al traumatólogo, y me hizo una Resonancia Magnética y Placas en las que descarto cualquier tipo de lesión en ligamentos, meniscos y huesos. Me dijo que hiciese rehabilitación (15 sesiones de ultrasonidos y corrientes).
Después de estas sesiones intente correr de nuevo y el dolor persiste, este se produce en el impacto (cuando el apoyo lo hago sobre el pie izquierdo), si dejo de corrrer, camino un par de minutos, el dolor remite, vuelvo a correr y al minuto más o menos vuelve.
Después de una sesión de estas, también tengo el mismo dolor al subir/bajar escaleras, pero casi nunca al andar.
 
Muchas gracias y un saludo
Experto
La rodilla del corredor también es conocida como rodilla del trotador, síndrome de la cintilla iliotibial, síndrome de fricción de la cintilla iliotibial, síndrome de Maissiat o síndrome de fricción del tensor de la fascia lata (SFTFL)
Es una enfermedad crónica por sobreuso de la rodilla.
Tiene que ver con un desequilibrio entre el entrenamiento y el descanso, acompañado a veces de algunos factores anatómicos y de estiramiento.
 
Aparece dolor en el compartimente externo de la rodilla, que se irradia, a veces, hacia la cara exterior del muslo. Las molestias aparecen, al principio, después de varios kilómetros de carrera, aumentando en terreno ondulado o en superficies duras no planas.
Es frecuente que estas molestias aparezcan al aumentar la zancada. Posteriormente, son cada vez más precoces y molestas en actividades cotidianas y su intensidad puede obligar al corredor a interrunpir su actividad.
También aparecen en corredores que trotan en planos inclinados hacia los lados, en forma reiterada. Por ejemplo, correr por la acera con cierta inclinación hacia un lado, siempre en la misma dirección, todos los días y todos los entrenamientos. Esta pequeñas inclinaciones por lo general no son importantes, pero si dan miles o millones de pasos durante un mes, afectan
Cuando hay rodillas arqueadas la cintilla esta naturalmente tensa y predispone a su aparición
 
Una vez confirmado el diagnostico, hay que tratarlo con reposo deportivo de aproximadamente unas 3 semanas, que se puede asociar con crioterapia, masaje transverso profundo, etc. indicado por un médico especialista en rehabilitación.
La vuelta al entrenamiento deberá hacerse sobre un terreno suave y plano eliminando el calzado usado.
Para prevenir las recaídas hay que evitar las pendientes pronunciadas, evitar el uso de calzado desgastado por la parte externa del talón y corregir los problemas de pisada con plantillas y fortaleciendo los músculos abdutores a criterio del médico responsable del tratamiento
Te recomiendo que te pongas en manos de tu médico de rehabilitación para que dirija tu tratamiento
Saludos
 
Usuario
Muy buena explicación, muchas gracias.