Que son los sistemas financieros

Saludos...
Estoy realizando una investigación sobre los sistemas financieros. Es con relación a un tema especifico pero necesito que me oriente sobre estos sistemas en forma general.
Concretamente quisiera su opinión en cuanto a que son los sistemas de información (Definición), como se administran los mismos y como es el trabajo con respecto a la toma decisiones de los proyectos en dicho sistema.

1 respuesta

1
Respuesta de
Sistemas financieros estables
Tradicionalmente, la importancia de un sistema financiero para el desarrollo económico de un país ha sido aceptada desde hace tiempo. Un sistema financiero es un todo estructurado, compuesto por un conjunto de instituciones, activos, mercados y técnicas específicas, cuyo objetivo principal es canalizar el ahorro desde las unidades económicas con superávit (prestamistas) hacia aquellas unidades que tienen déficit (prestatarios). De esta manera, la función última de su existencia es ajustar el comportamiento de las variables ahorro e inversión mediando entre las decisiones tomadas por los ahorradores e inversores y, también, facilitar los pagos e intercambios en el sistema económico nacional e internacional.
Sin embargo, la trascendencia del sistema financiero hay que situarla en relación a los efectos que se derivan de su funcionamiento sobre oferentes y demandantes de fondos. Es claro que las implicaciones entre la economía real y el sistema financiero son mutuas e intensas. Una estructura financiera estable y eficiente acelera el crecimiento económico, desde el momento en que facilita la movilidad de los fondos hacia su mejor uso, pero no es menos cierto que el grado de desarrollo de un país condiciona sustancialmente el de sus sistemas de financiación, tanto en lo que hace a su dimensión cuantitativa e innovación como a la diversificación de instituciones y activos financieros.
En este sentido, los sistemas financieros de los países en desarrollo se caracterizan por la reducida gama de activos financieros y por la ausencia o debilidad de los mercados secundarios. Esta situación conlleva que la financiación a medio y largo plazo no esté lo suficientemente desarrollada -según los países, la financiación a medio y largo plazo prácticamente no existe-, y esto es de gran trascendencia para el buen funcionamiento de las empresas y muy especialmente para las pymes. Este problema es algo que aún reclama una solución eficaz y perdurable, si se desea que las empresas cuenten con la financiación adecuada para su viabilidad empresarial y económica. Sin esta premisa, no habrá competitividad empresarial posible, ni en los mercados nacionales ni mucho menos en los internacionales.
La renovación de los sistemas financieros iberoamericanos, debería fijar como objetivo central alcanzar una estabilidad monetaria y financiera, lo cual supondría llevar a cabo al menos dos tipos de medidas: Primero, establecer reformas precisas, que permitan alcanzar la flexibilidad suficiente para que las instituciones puedan adaptarse a las necesidades de la política financiera. En segundo lugar, dotar a las autoridades financieras de los instrumentos suficientes para poder llevar a cabo el control monetario.
Políticas de liberalización
Además, el éxito en la reforma del sistema financiero aumentará la efectividad de otras reformas de política económica. Las políticas de liberalización de precios y de flujos comerciales tienen como objetivo el cambio en los precios relativos, de modo que los países puedan dedicar más recursos a aquellas áreas en las que disfruten de ventajas comparativas. Los enormes cambios en los precios relativos que están teniendo lugar en los países de la región alentarán reestructuraciones en gran escala, que, a su vez, van a requerir una masiva reasignación de capital y trabajo. Un sistema financiero mejorado elevará la efectividad de esas políticas de liberalización de precios y flujos comerciales al facilitar la reasignación eficiente de los capitales hacia los sectores más productivos.
Asimismo, la potenciación de los sistemas financieros estimulará el desarrollo, tanto al incrementar la tasa de acumulación de capital como al aumentar la eficiencia con la que la economía lleva a cabo la asignación de los recursos. En la medida que es probable que las economías generen mayor crecimiento mediante la mejora en la asignación de recursos, una pronta mejora de los mercados financieros debe acelerar de modo significativo el crecimiento económico durante las próximas décadas.
Otra consideración importante es que las reformas financieras son cruciales para afrontar y vencer la volatilidad macroeconómica, y conseguir la eficiencia de los sistemas financieros para apoyar el crecimiento de los distintos sectores económicos y de empresas grandes y pequeñas. Me refiero, al conjunto de instituciones que hacen posible que se desarrollen las relaciones de crédito, lo cual no sólo requiere bancos sólidos y bien vigilados. Además es necesario que existan las instituciones que otorguen confianza para incluir en última instancia las obligaciones pactadas en los contratos financieros. De especial importancia son las normas que posibilitan el uso de garantías, tales como la adecuada titulación de propiedades y la existencia de mecanismos expeditos y transparentes de apropiación de esas garantías en caso de incumplimiento del deudor. También será necesario abordar la forma en que los sistemas financieros incentiven en los próximos años una recuperación masiva de la formación de ahorro privado, que complemente los logros alcanzados por muchos países en materia de ahorro público y que permita superar el persistente estancamiento de la propensión media al ahorro interno global de las economías de la región, que continúa deprimida por debajo del 21% del PIB, comparada con más del 26% en 1980. Mientras persista la baja propensión al ahorro de parte del sector privado, será difícil corregir el déficit corriente de la balanza de pagos, la dependencia del ingreso de capitales extranjeros y la alta vulnerabilidad financiera externa que aqueja al continente.
Un eficiente sistema financiero se convierte en un determinante factor dinamizador del desarrollo económico. Es necesario que la interacción entre los efectos de las políticas económicas y otras encaminadas al fomento del crecimiento sean las que identifiquen aquellas políticas financieras que son importantes para el proceso de crecimiento económico. Esto se viene aplicando en Iberoamérica y fomenta el desarrollo, mediante aumentos en la eficiencia con la que se utilizan los recursos. El hecho de que la estabilidad de los sistemas financieros puede mejorar la eficiencia económica, constituirá muy probablemente un alto estímulo para el desarrollo económico sostenible en Iberoamérica. Esto lleva a contrastar que la realidad de los países en los que el sistema financiero funciona más eficientemente, demuestra que también serán mejores en la evaluación de los empresarios y de las innovaciones.
Gracias por la respuesta man, pero concretamente necesito información de los sistemas financieros, como un sistema más dentro de una empresa. Más específicamente desde el punto de vista de las finanzas de una empresa como sistema "Sistema financiero" dentro de una organización.
Los sistemas en la empresa
Introducción.
La mayoría de las empresas hoy en día por lo menos las más exitosas y que lideran el mundo de los negocios se están insertando a todo vapor en programas de cambio y de innovación para acompañar lo que sucede en el ambiente y a su alrededor. El ajustamiento ambiental es una divisa continua e ininterrumpida. Algunas organizaciones van más allá y procuran anticiparse y promover ellas mismas los cambios que sucederán en el mundo de los negocios. Siempre se presentan conflictos por eso la gestión como un sistema, es estudiar, desarrollar y mantener los mecanismos y técnicas a través de los cuales es posible triunfar en ese conflicto, con la mejor combinación de recursos que permite el cambio en condiciones de beneficio.
Los sistemas y la empresa.
La empresa es una organización de partes interrelacionadas operando de modos diferentes a fin de cumplir los objetivos del todo y los individuales, que adopta una estructura determinada por su interacción con su medio ambiente. Forma a su vez un entorno condicionante de los subsistemas y elementos que se integran en él.
Una empresa como un sistema, está compuesto de múltiples partes dinámicos interconectadas de manera compleja creando coordinación y acción común precisas para actuar con oportunidad, en evolución permanente bajo la acción del universo exterior, y que debe ser orientado hacia la realización de objetivos. Los sistemas permiten aprovechar, convenientemente, los datos que aportan el entorno y los productos informativos procedentes de sus mismos componentes.
Buena parte del sistema es de índole informática, así como medio de gestión de la empresa, permiten que se realice un direccionamiento escalonado al objetivo del sistema total y coordinar entre sí una serie de redes menores de decisión.
Por que debe la empresa aplicar los sistemas.
De manera fundamental existen dos motivos:
La razón estructural; si la empresa es un ser vivo y en estado de evolución, debe poseer una filosofía adecuada y una capacidad orgánica acordes con ese fin. No basta con poseer elementos aislados, hay que tenerlos interrelacionados y comprometidos de tal manera en los fines comunes. El concepto de sistemas, suministra a la empresa el modelo para una organización cambiante capaz de operar con éxito en un medio dinámico.
La razón instrumental; el sistema es un instrumento muy importante para el desarrollo exitoso empresarial utilizando como un todo y en conjunto, permitiendo la entrada (alimentación), el proceso y realimentación de información en el transcurso de sus operaciones.
El medio ambiente.
El sistema como un todo, está dirigida a incrementar las posibilidades de éxito en todo enfrentamiento con otros sistemas competitivos en su espacio es decir su medio ambiente. Puesto que la empresa es un sistema abierto relacionado con una serie de sistemas que afectan de una forma directa definiendo su comportamiento, buscando su equilibrio y ventajas maximizada solo por uno de ellos.
El medio ambiente ejerce ciertas acciones sobre la empresa, manifestando una influencia a la que ésta responde mediante su adaptación, o su resistencia según su flexibilidad. De cualquier modo la organización busca absorber los factores que dificultan su comportamiento, o bien aprovechar aquellos otros que los pueden favorecer para su progreso y obtención del incremento de sus objetivos. La adaptación se lleva a cabo mediante decisiones adaptativas que afectan en alguna forma a la estructura de los sistemas de la empresa sus relaciones, entre sí y con el entorno.
Sistemas que forman la empresa.
La empresa como un sistema abierto en una constante interrelación con su medio tiene su estructura en subsistemas que podemos diferenciar en tres grupos de la siguiente manera:
Sistemas de los recursos
Sistema de recursos humanos
Sistema de los recursos financieros
Sistema tecnológico
Sistema logístico
La transformación de los recursos conduce al producto final, bienes o servicios, que caracterizan a la actividad de la empresa. Este elemento procesador en la estructura del sistema total, intersecciona el personal con las operaciones que deben ser realizadas y que son definidas por los procedimientos diseñados para atender a las funciones y tareas de la actividad. La adaptación de personas y operaciones se verifica a través de la estructura de la empresa es la disposición que adoptan las personas a fin de realizar las operaciones utilizando los recursos precisos.
Sistemas operativos
Se interseccionan los sistemas de recursos a través de la aplicación que es requerida de estos para cumplir los objetivos del sistema total. Su dirección depende del sistema de management de la empresa, que de esta forma verifica la actividad físicamente.
Sistema decisional
Representa la red de decisiones que son tomadas a todos los niveles para dirigir las operaciones empresariales. Por ello es un sistema de carácter corporativo, que afecta a todos los componentes del sistema total y que efectúa las decisiones en nombre de la organización.
Estas decisiones se instrumentan en las funciones básicas que componen el ciclo del management tradicional, originándose los sistemas corporativos siguientes:
Sistema de planificación
Sistema de información
Sistema de control
Entre el sistema total y su entorno se producen transferencias de información, bienes y servicios al igual que entre los subsistemas de la empresa entre sí.
El ciclo de los sistemas corporativos en la empresa.
La naturaleza de los actos y la toma de decisiones efectuadas, bien por un individuo o bien por una organización, frente a un estado cualquiera del mundo físico-económico que los rodea, posee en esencia características similares.
Podemos considerar primeramente el esquema del acto humano. Guarda este esquema una secuencia lógica entre tres funciones:
Volición
Ejecución
Comprobación
La volición es el acto de voluntad que pone en marcha el acto en forma dirigida. El hombre tiene la voluntad de realizar el acto con un fin, así determina, ordena, la actuación de aquellos órganos que pueden cumplirlo, dando lugar a la ejecución. Una vez realizada ésta, la voluntad que representa la dirección del proceso pasa a conocer el resultado, es decir, a comprobar si la ejecución ha cumplido con lo que la voluntad determinó. En caso contrario se repetiría el acto con las correcciones oportunas.
En la empresa, la dirección se halla frente al medio físico-económico animada por las motivaciones que representan el cumplimiento de sus fines. En consecuencia, se produce un direccionamiento de las acciones y decisiones para conseguir esos fines con los recursos disponibles; esto entraña la realización o ejecución de determinadas acciones. En la empresa, al ser un conjunto de individuos, se requiere en el acto de voluntad se exprese a través de una vía jerárquica, o sea en forma de mandato. Este da lugar a la realización de la actividad que expresa su contenido. Consecuentemente se produce la comprobación, el control en este caso, que permite al proceso director conocer si se ha verificado la acción y tomar las oportunas medidas en caso contrario.
Es decir, que las tres funciones del acto humano se configuran en el sujeto orgánico en:
La dirección por sistemas
Mando
Actividad
Control
Realizado el acto, la dirección se encuentra ante tres factores:
Sus fines
El estado del medio ambiente, una parte del cual se debe a la actividad realizada.
La respuesta de la acción que el control le da a conocer.
Ya hemos citado anteriormente que se trataba de cumplir con los fines utilizando unos recursos dados. La dirección, a la vista del estado de los recursos dados. La dirección, a la vista del estado de los factores indicados, trata de acomodar la organización dentro de los límites que le son impuestos, a la mejor para ajustar el elemento actuante y el lugar en el que debe actuar, es decir, para responder a:
¿Quién?
¿Dónde?
En la estructura.
Así cuenta con la evolución dinámica de la estructura orgánica a través de la cual, y mediante las instrucciones de la función organización, puede la dirección acomodar los recursos en forma más general a la actuación.
El objeto principal de la dinámica de la organización es satisfacer ciertas necesidades estructurales; el criterio que los determina está sujeto a un cambio gradual con el tiempo. Este cambio lo precisa en directrices concretas la dirección, cuyo criterio evoluciona frente al medio y la posibilidad de aprovecharlo en beneficio de sus objetivos.
Ahora bien, un cambio en la organización, ya sea añadiendo nuevas actividades o alterando las existentes, comprende no sólo el proceso de selección por el cual la organización va resultando más y mejor adaptada al medio, sino que exige también un proceso que podemos llamar de "iniciación". A través de este proceso se generan nuevas posibilidades se examina sus consecuencias.
De aquí deviene el origen de dos importantes sistemas corporativos: una rama del sistema de información y otra del sistema de control.
La dirección ejerce su función determinativa que da origen a una rama descendente del sistema de información, a través del cual se dan las normas y reglas pues permiten inspirar la realización de todos los actos individuales en una igualdad de criterio en el tiempo y el espacio.
La noción del control implica el concepto de objetivo en un acto simple, éste es bien sencillo, puesto que se reduce a verificas si el acto se ejecutó o no. En un organismo complejo y en el que se ejecutan gran número de actividades diversas, el proceso no es tan sencillo. Para establecer la comparación entre los resultados y lo que debía de haber sido e introducir si es oportuno las correcciones precisas, la dirección ha de poseer las premisas definidas que permitan decidir sobre la actuación de cada elemento.
Luego de haber considerado el quién, donde y cómo, respondemos al:
¿Cuándo?
Para integrar en el tiempo la acción procedente.
La dirección tiene aquí una función por la que sitúa en el tiempo la actuación del conjunto a través de los conocimientos históricos de la tendencia. Esta función es la de planificación que da lugar al sistema del mismo nombre.
¿Qué sucede?
En esta fase se recoge sistemáticamente la información operativa y la exterior, que definen el conjunto de informaciones que ponen a la dirección en contacto con su medio: el mundo externo a la organización y la actuación y comportamiento de la misma.
Por que
El por qué viene dado en virtud del control. Ya hemos citado el control en su faceta de comprobación de cómo; ahora el control, en forma escalonada, permite conocer las razones de actuación de todos los niveles de la organización para presentar este conocimiento sistematizado a la dirección.
Conclusión.
La empresa se asemeja más a una orquesta sinfónica, en la cual varios y diferentes instrumentistas tocan en conjunto diversas partituras como un equipo integrado y enlazado. La organización precisa, funcionar como una orquesta afinada y armonizada. Todo tiene características que ninguna de las partes posee. En general, una orquesta, no tiene grandes músicos solistas, ni virtuosos, pero músicos altamente productivos como un todo. Lo importante no es lo que cuesta el capital ni cuanto capital está siendo invertido en el negocio. Lo importante es la productividad del capital: lo que él produce como retorno a la organización, al cliente y a la sociedad. O así mismo en el sentido de crecer dada vez más con una mejor sincronización sistemática.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Investigación y Desarrollo o hacer tu propia pregunta: