Pasos a seguir para liquidar una empresa de la manera menos traumática y más segura para los socios

Quisiera que me dirás tu opinión y, de ser posible, algún consejo: Desde hace un año he trabajado para unas buenas personas que pusieron una empresa de desarrollo de software; la falta de conocimiento en la dirección de esta empresa, la honradez del vendedor (tenia un sueldo muy bueno y no trabajaba por comisión) que solo hizo tres ventas en este año y tal vez la competencia desleal del mercado, han hecho que la empresa caiga a quiebra.
Con todo y esto, existen gastos, como son el contador, impuestos de salarios retenidos, etc., que se tienen que pagar. Yo veo muy desesperadas a estas personas que fueron muy amables con todos (tal vez demasiado) y no se merecen esto.
Yo quiero ayudarlos en lo que pueda. No tienen cabeza para pensar con claridad en estos momentos y yo desconozco que pasos legales podemos dar para liquidar lo mejor posible a la empresa. Es decir, no se que diferencia haya en cerrar y dar de baja la empresa, ponerla en stand-by, o declararla en quiebra. Tampoco se muy bien como se deben de vender los activos de la empresa que he evaluado según precios del mercado y facturas que se tienen en más de $15000 dolares. Pero no se si aplicarle depresiacion, o no. Yo supongo que la venta de los activos generaran impuestos. He puestos avisos en los periódicos locales pero no se si vender la empresa en partes sea lo mejor o tal vez se pueda veder a la empresa en si, con todo y su nombre, clientes, etc.
Dame tu opinión si eres tan amable, gracias.

1 respuesta

1
Respuesta de
ESTIMADO/A ESTRADA:
Le pido disculpas por la tardanza en contestar. Aquí en España es verano y estuve de vacaciones.
Entiendo que su área de influencia es Norte americana, ¿México-EEUU?
Digo, de entrada, que valoro su desesperación y entiendo que se vea ud. en una situación moralmente perniciosa y personalmente nada agradable.
Mire ud. yo no puedo ponerme en su lugar en este caso. No conozco nada el caso. No tengo cifras, no se el sistema de gestión que se ha llevado. No conozco ningún elemento de práctica financiera de su negocio, ni el papel de los bancos en la deuda, ni su nivel de acreedores.
No se si su pasivo es mayor que el activo o viceversa... No sé nada de nada.
Solo he leído problemas morales, quejas de persona que se percata del daño producido pero nada más.
A mi con eso no me vale.
Doy consejos empresariales basados en hechos, en datos. Mire ud. todo lo que no se cuentifica no existe. La moral es gratificante, lo mismo que el espíritu, pero de eso no se come, de eso no se logra nada en una negociación con los bancos y tampoco se obtiene el levantamiento del negocio.
Pese a todo lo que le digo, le fijo una serie de criterios.
Criterios generales:
Una empresa que se puede vender por su bolsa de comercio, sus mercancías en almacen, etc. no debe trocearse.
Una empresa con más deudas que activo, está en quiebra y de ella responden penalmente sus propietarios y gestores. TODOS.
Si las mercancías están en orden de mercado no tienen depreciación.
Los enseres, activos, mobiliario, ordenadores, etc. etc. tienen la depreciación que en el sistema contable hayan aplicado según los años de amortización.
Le aconsejo también que lea un articulo que tenemos en la página web www.romarsa-calidad.com en la sección de cuadro de mando integral. Lo firma el profesor Vogel y es sobre el suicio que supone trabajar solo con indicadores financieros, léalo y allí sacará ideas que a ustedes les servirán en el sentido contrario a como allí se citan ya que ustedes ya han llegado al problema.
No le arriendo la ganancia y me solidarizo con ud. Es loable que usted tenga esos sentimientos, pero ESO NO ES PROFESIONAL, desde el punto de vista de un consultor.
Con mi mayor consideración y ni saludo más cordial.
Le recuerdo que dee cerrar la pregunta con una valoración, son las reglas del juego. Gracias.
Le agradezco de sobremanera el tiempo que haya tomado en leer y contestar mi inquietud, como experto en Tecnología e Internet (estoy a sus ordenes) tengo como costumbre valorar adecuadamente el efuerzo de cada respuesta que me hayan dado, sin importar la calidad o claridad de esta, ya que el esfuerzo esta presente y a uno como usuario no le cuesta nada ser correcto y/o generoso en la valoración.
Deseo hacerle un par de señalamientos referente a su interesante respuesta: Me he dado cuenta, con agrado, que es usted una persona altamente preparada y conocedora del escabroso tema de las finanzas, estoy consciente que usted valore las situaciones por medio de datos cuantificables, fríos y concretos. Me atrevo a criticarle esa misma frialdad con la que me ha escrito ya que, si bien no esperaba palabras de aliento que de nada me servirían, si un consejo o bien directrices que seguir en la ya penosa tarea de liquidar una empresa que, poco profesional o no, uno estima y quiere.
Consciente de que cada prefesion requiere de diferentes actitudes, comprendo el hecho de que no le conmueva, desde el punto de vista de un consultor, mi profesionalismo; pero igualmente pudo ser un poco más diplomático para hacerme ver ese defecto de mi comportamiento.
Quiero ser claro en el aspecto de que mi intención no es, ni jamas sería, el de molestarle u ofenderle; por el contrario le admiro sin conocerlo ya que me ha dado una lección de negocios que, le aseguro, me sera de utilidad. Muchas gracias por su tiempo una vez más.
No he finalizado la pregunta esperando algún comentario adicional de su persona, si no desea agregar ninguno, de igual forma le quedo muy agradecido, solo le pido que regrese (en blanco si lo desea) el comentario para poderle finalizar y valorar adecuadamente su respuesta.
Atentamente
LI. Carlos Estrada Romero
Aguas calientes, Mexico.
Estimado señor estrada:
Lamento muchísimo que ud. haya sacado una impresión tan distorsionada de lo que supone mi labor en este foro.
Yo no preciso a mis casi 50 años que nadie me reconozca en un foro anónimo de internet si tengo o no tengo preparación y si ella es de tal o cual categoría. Su respuesta me obliga a realizar algo que no tengo por costumbre hacer: justificarme.
Fíjese en una cuestión. No tener contacto personal, no conocer a las personas, su manera de pensar, de ser, su psicología, sus principios éticos, morales, incluso su ideología política o religiosa, hace que las decisiones solo se puedan basar en algo tan frio como las cifras, pero a la fin y a la postre es lo único que en materia financiera sirve.
No soy descortés, ni tampoco frívolo. Tampoco soy diplomático, no tengo porque serlo. Pienso que alguien que pregunta abiertamente en un foro público
Por problemas que inciden más en el plano moral que en el plano científico se expone a ello.
Cuando a un consultor se le preguntan o plantean cuestiones de este tipo si se convierte en parte del problema pierde objetividad y por lo mismo, su consejo se convierte en algo "contaminado del problema".
Espronceda, poeta castellano, dijo:
Ya decía Diocleciano
Cuando estaba en Salerno
Que no haya mariposas en verano
Quien no cuida los gusanos en invierno.
Procuro tenerlo en cuenta.
Por lo demás, nadie, nunca, puede desproveerse totalmente de su dosis de humanidad, nunca se llega a ser tan gélido que evite tener un sentimiento de humanidad y de comprensión.
Claro que entiendo que ud. tenga esos sentimientos, por encima incluso de los resultados. Esa posición la tendría yo mismo si estuviera en su situación, seguro.
Ahora bien, ud. no me preguntó que haría yo en su caso, me preguntó otra serie de cuestiones. Pero le voy a realizar un planteamiento que quizás le de otro punto de vista.
Si son uds. varios empleados en la misma situación, se les ha ocurrido:
1. Pactar con los principales acreedores una suspensión de pagos por un tiempo y organizar un plan de viabilidad para reflotarla.
2. Montar una empresa de tipo cooperativo con todos ustedes con aportaciones y haciendo de avalistas.
3. Acudir a los fondos sociales o a subvenciones del banco interamercano de desarrollo para evitar perder los puestos de trabajo, etc.
Una forma de devolver a los propietarios parte de lo que han perdido sería pactar en asociarse y lograr remontar el vuelo.
Ahora bien, sinceramente, su desesperación es tan grande que le puede llevar a realizar algo así, o sólo es acallar su voz interior.
No todos los humanos somos iguales. Yo lucharía, movilizaría, lo haría de manera tal que sería como si de ello dependiera el destino de la humanidad. Así hago todas mis cosas, hasta aquellas en las que me parezco a un iceberg.
Le reitero mi cordial saludo, mi abrazo -si me lo permite- solidario, mis disculpas por no darme cuenta que usted solo quería un muro, una pared, que recibiera sus "liberaciones éticas o morales" como si de pelotas de frontón se tratara, y le agradezco, de casi todos se aprende cada día, la lección que me da en cuanto a rebajar mi nivel de adrenalina en las respuestas, mi exceso de agresividad o violencia en las respuestas. El exceso de incisión en las heridas.
Procuraré ser desde hoy un poco más de bálsamo.
¡Qué tenga suerte! Las buenas personas, usted lo es, sin duda ninguna lo merecen y nos hacen a los demás ser también mejores. Gracias por la oportunidad que me ha brindado.
En España un amigo.
Por cuestiones de mi propia profesión, el internet y la comunicación a distancia es algo cotidiano, podría decir común en mi vida, durante los años que llevo interactuando con personas a las que no conozco ni jamas conoceré, he tenido encuentros innocuos e intrascendentales, algunos lamentables, y otros muy afortunados; el hecho de haber intercambiado puntos de vista con ud. ha sido uno de los más enriquecedores que he experimentado, y deseo hacérselo participe. Me ha quedado claro que no le sera de importancia este comentario de un "joven" mexicano de 28 años pero igualmente, con respeto, permítame expresarselo.
Es definitivo que tenemos, ud. señor, y yo, conceptos muy diferentes en lo que se refiere a un consejo o la moralidad -como incisivamente ha llamado a mi requerimiento de una guía-, no he llegado a comprender como se formo esa idea de mi solicitud, pero es claro que estamos en mundos diferentes y nuestras capacidad de comprensión, de manera consciente o no, están limitadas por nuestro entorno o el "background" de nuestra profesión, disculpe el barbarismo, pero en este momento no me llegaron a la mente vocablos apropiados para explicarme mejor.
Tal vez no era ud. la persona más idónea para explicarme el proceso de liquidación de un empresa, o tal vez fui yo quien no supe captar la sabiduría de sus palabras; pero muchos de sus comentarios al recalado en mi mente. Me pregunto si realmente deseo ayudar a estas personas como me lo propone o si es la conciencia, la voz interior quien me hace sentirme triste o culpable por la poca fortuna de los acontecimientos.
Le quedo muy agradecido por el tiempo que evidentemente me ha dedicado, le pido una gran disculpa por el desagrado que por momentos le haya hecho sentir, pero quienes hemos aceptado voluntariamente participar en este juego de preguntas y respuestas anónimas estamos expuestos ha este tipo de situaciones.
En México tiene ud. a un amigo que esta a sus ordenes.
Atentamente
LI. Carlos Estrada Romero
Aguas calientes, México
email: blackcer@terra.com.mx
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Creación de Empresas o hacer tu propia pregunta: