Derechos de un individuo

Hola,,,, no se como va esto,,,, mi pregunta es : estoy divorciada (10 de convivencia y
7 de casados )hace un año y medio y tengo una niña de 4 años,,, en el momento del
Divorcio mi abogado me dijo que lo mejor era que renunciara a la paga compensatoria y
Aumentaba así la paga alimenticia,,,, lo que no me explico era que ahora me enteré que
Renunciando a la paga compensatoria ya no tengo derecho a viudedad de esa persona
,,, bueno,,((perdón por no explicarme mejor ))),,, pero realmente lo que quisiera saber
Es que una mujer como yo de 35 años casi sin haber cotizado ni haber ido al paro,,, a
Menudo estoy mal de la espalda,,, depresión etc,,,, digo si no cotizo mucho,,, tendría
¿En mi futuro alguna ayuda como si fuera una jubilación?,,,,,,,,,, agradecería me dijeran algo,,,, un saludo

1 respuesta

1
Respuesta de
La pensión de jubilación para trabajadores de 65 o más años viene determinada por el importe de la base reguladora y el porcentaje aplicable a ésta según el número de años cotizados, de acuerdo con la tabla que se indica.
Tener cubierto un período mínimo de cotización de quince años, de los cuales al menos dos deberán estar comprendidos dentro de los quince años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho. A efectos del cómputo de los años cotizados no se tendrá en cuenta la parte proporcional correspondiente por pagas extraordinarias. (Ley 40/2007 de 4 diciembre) - La aplicación de esta medida se realizará de manera paulatina siendo de plena aplicación a partir del 1 de enero de 2013.
En los supuestos en que se acceda a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada al alta, sin obligación de cotizar, el período de dos años a que se refiere el párrafo anterior deberá estar comprendido dentro de los quince años anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar.
Cuando se accede a la pensión de jubilación a una edad superior a los 65 años, el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora será el resultante de sumar al 100 por 100, un 2% adicional por cada año completo que, en la fecha del hecho causante de la pensión, se haya cotizado desde cumplimiento de los 65 años, siempre que en dicho momento el interesado tuviera acreditados 35 años de cotización. En otro caso, el porcentaje adicional indicado, se aplicará cumplidos los 65 años, desde la fecha en que se haya acreditado dicho período de cotización.
Pensiones 2010:
Pensiones contributivas
El importe a percibir como consecuencia del señalamiento inicial de las pensiones públicas no podrá superar durante el año 2010 la cuantía íntegra de 2.466,20 euros mensuales, sin perjuicio de las pagas extraordinarias que pudieran corresponder a su titular y cuya cuantía también estará afectada por el citado límite.
Complementos para mínimos
Clase de pensión
Importe
Con cónyuge a cargo
Sin cónyuge: unidad económica unipersonal
Con cónyuge no a cargo
Pensión de jubilación o retiro.
725,20 euros/mes.
587,80 euros/mes.
557,50 euros/mes.
10.152,80 euros/año.
8.229,20 euros/año.
7.805,00 euros/año.
Pensión de viudedad.
587,80 euros/mes.
8.229,20 euros/año.
Pensión familiar distinta de la de viudedad, siendo N el número de beneficiarios de la pensión o pensiones.
572,8 euros/mes
N
8.019,2 euros/año
N
Topes mínimos
Durante el año 2010, las cuantías mínimas de las pensiones del sistema de la Seguridad Social, en su modalidad contributiva, quedan fijadas, en cómputo anual, clase de pensión y requisitos concurrentes en el titular, en las cuantías siguientes:
Clase de pensión
Titulares
Con cónyuge
A cargo
-
Euros/año
Sin cónyuge: Unidad económica unipersonal
-
Euros/año
Con cónyuge
No a cargo
-
Euros/año
Jubilación:
Titular con sesenta y cinco años
10.152,80
8.229,20
7.805,00
Titular menor de sesenta y cinco años
9.515,80
7.697,20
7.273,00
Incapacidad Permanente:
Gran invalidez
15.229,20
12.343,80
11.708,20
Absoluta
10.152,80
8.229,20
7.805,00
Total: Titular con sesenta y cinco años
10.152,80
8.229,20
7.805,00
Total: Titular con edad entre sesenta y sesenta y cuatro años
9.515,80
7.697,20
7.273,00
Total: Derivada de enfermedad común menor de sesenta años
5.115,60
5.115,60
55 % base mínima cotización Régimen General.
Parcial del régimen de accidentes de trabajo: Titular con sesenta y cinco años
10.152,80
8.229,20
7.805,00
Viudedad:
Titular con cargas familiares
9.515,80
Titular con sesenta y cinco años o con discapacidad en grado igual o superior al 65%.
8.229,20
Titular con edad entre sesenta y sesenta y cuatro años
7.697,20
Titular con menos de sesenta años
6.228,60
Clase de pensión
Euros/año
Orfandad:
Por beneficiario
2.511,60
En la orfandad absoluta el mínimo se incrementará en 6.228,60 euros/año distribuidos, en su caso, entre los beneficiarios.
Por beneficiario discapacitado menor de 18 años con una discapacidad en grado igual o superior al 65 por ciento
4.944,80
En favor de familiares:
Por beneficiario
2.511,60
Si no existe viudo ni huérfano pensionistas:
Un solo beneficiario con sesenta y cinco años
6.074,60
Un solo beneficiario menor de sesenta y cinco años
5.720,40
Varios beneficiarios: El mínimo asignado a cada uno de ellos se incrementará en el importe que resulte de prorratear 3.717,00 euros/año entre el número de beneficiarios.
Abono de la pensión:
El abono de la pensión de jubilación, se fraccionará en 14 pagas, correspondientes a cada uno de los meses del año y dos pagas extraordinarias, que se devengarán en los meses de junio y noviembre.
Pensiones no contributivas
A partir del 1 de enero del año 2010, la cuantía de las pensiones del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez, no concurrentes con otras pensiones públicas, queda fijada en cómputo anual, en 5.259,80 euros.
El importe de las pensiones de vejez o invalidez del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez será el establecido en el apartado anterior, aun cuando concurran con pensiones de viudedad de alguno de los regímenes del sistema de la Seguridad Social, o con alguna de estas pensiones y, además, con cualquier otra pensión pública de viudedad, sin perjuicio de la aplicación, a la suma de los importes de todas ellas, del límite establecido en la disposición transitoria séptima del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.
Pensión de viudedad
Pensión de viudedad
Base legal: Art. 174 (Ley 40/2007, 4 de diciembre)
Tendrá derecho a la pensión de viudedad, con carácter vitalicio, salvo que se produzca alguna de las causas de extinción que legal o reglamentariamente se establezcan, el cónyuge superviviente cuando, al fallecimiento de su cónyuge, éste, si al fallecer se encontrase en alta o en situación asimilada a la de alta, hubiera completado un período de cotización de quinientos días, dentro de un período ininterrumpido de cinco años inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante de la pensión. En los supuestos en que se cause aquélla desde una situación de alta o de asimilada al alta, sin obligación de cotizar, el período de cotización de quinientos días deberá estar comprendido dentro de un período ininterrumpido de cinco años inmediatamente anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar. En cualquier caso, si la causa de la muerte fuera un accidente, sea o no de trabajo, o una enfermedad profesional, no se exigirá ningún período previo de cotización.
También tendrá derecho a la pensión de viudedad el cónyuge superviviente aunque el causante, a la fecha de fallecimiento, no se encontrase en alta o en situación asimilada a la de alta, siempre que el mismo hubiera completado un período mínimo de cotización de quince años.
En los supuestos excepcionales en que el fallecimiento del causante derivara de enfermedad común, no sobrevenida tras el vínculo conyugal, se requerirá, además, que el matrimonio se hubiera celebrado con un año de antelación como mínimo a la fecha del fallecimiento o, alternativamente, la existencia de hijos comunes. No se exigirá dicha duración del vínculo matrimonial cuando en la fecha de celebración del mismo se acreditara un período de convivencia con el causante, en los términos establecidos en el párrafo cuarto del apartado 3, que, sumado al de duración del matrimonio, hubiera superado los dos años.
Pensión de viudedad en casos de separación y divorcio
En los casos de separación o divorcio, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá a quien, reuniendo los requisitos en cada caso exigidos en el apartado anterior, sea o haya sido cónyuge legítimo, en este último caso siempre que no hubiese contraído nuevas nupcias o hubiera constituido una pareja de hecho en los términos a que se refiere el apartado siguiente. El derecho a pensión de viudedad de las personas divorciadas o separadas judicialmente quedará condicionado, en todo caso, a que, siendo acreedoras de la pensión compensatoria a que se refiere el artículo 97 del Código Civil, ésta quedara extinguida por el fallecimiento del causante.
Si, habiendo mediado divorcio, se produjera una concurrencia de beneficiarios con derecho a pensión, ésta será reconocida en cuantía proporcional al tiempo vivido por cada uno de ellos con el causante, garantizándose, en todo caso, el 40 por ciento a favor del cónyuge superviviente o, en su caso, del que, sin ser cónyuge, conviviera con el causante en el momento del fallecimiento y resultara beneficiario de la pensión de viudedad en los términos a que se refiere el apartado siguiente.
Pensión de viudedad en caso de nulidad matrimonial:
En caso de nulidad matrimonial, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá al superviviente al que se le haya reconocido el derecho a la indemnización a que se refiere el artículo 98 del Código Civil, siempre que no hubiera contraído nuevas nupcias o hubiera constituido una pareja de hecho en los términos a que se refiere el apartado siguiente. Dicha pensión será reconocida en cuantía proporcional al tiempo vivido con el causante, sin perjuicio de los límites que puedan resultar por la aplicación de lo previsto en el párrafo anterior en el supuesto de concurrencia de varios beneficiarios.
Pensión de viudedad parejas de hecho:
Requisitos:
No estar impedido para contraer matrimonio.
No tener vínculo matrimonial con otra persona.
Convivencia estable y notoria durante al menos los 5 años inmediatamente anteriores al fallecimiento del causante.
Existencia de pareja de hecho con una antelación mínima de 2 años a la fecha del fallecimiento del causante.
Ingresos inferiores a algunas de las siguientes cuantías:
El 50% de los ingresos conjuntos, o al 25% si no existen hijos comunes con derecho a pensión de orfandad.
1.5 veces el SMI, incrementado en 0,5 veces el SMI por cada hijo común con derecho a pensión de orfandad.
Quienes no pudieran acceder a la pensión de viudedad por ser el hecho causante anterior al 1 de enero de 2008, podrán solicitarla hasta el 31/12/2008 siempre que concurran las siguientes circunstancias:
Que a la muerte del causante, éste reúna los requisitos de alta y cotización.
Que el beneficiario hubiera mantenido convivencia ininterrumpida como pareja de hecho, durante al menos los 6 años anteriores al fallecimiento de éste.
Que el causante y el beneficiario hubieran tenido hijos comunes.
Que el beneficiario no tenga derecho a pensión contributiva.
Es causa de extinción de la pensión de viudedad constituir pareja de hecho.
En las comunidades autónomas con Derecho Civil propio, cumpliéndose el requisito de convivencia a que se refiere el párrafo anterior, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se llevará a cabo conforme a lo que establezca su legislación específica.
En todos los supuestos a los que se refiere el presente artículo, el derecho a pensión de viudedad se extinguirá cuando el beneficiario contraiga matrimonio o constituya una pareja de hecho en los términos regulados en el apartado anterior, sin perjuicio de las excepciones establecidas reglamentariamente. (Ley 40/2007, de 4 diciembre)
Prestación temporal de viudedad
Cuando el fallecimiento del causante se produzca por enfermedad común y el cónyuge superviviente no reúna los requisitos de convivencia o existencia de hijos en común para acceder a la pensión de viudedad, podrá acceder a una prestación temporal en cuantía igual a la de viudedad con una duración de 2 años.
Pensiones no contributivas
Los españoles mayores de 65 años que no han cotizado lo suficiente, también tienen derecho a una pensión de la Seguridad Social. Desde diciembre de 1990 es posible cobrar una pensión de jubilación o invalidez, o recibir prestaciones por hijos a cargo, sin haber cotizado nunca antes, o no habiendo cotizado durante el tiempo mínimo exigido por la Seguridad Social.
Pueden solicitar una pensión de jubilación "no contributiva" toda persona de más de 65 años de edad que reúnan los siguientes requisitos:
a) Haber residido en España durante diez años, entre la edad de 16 y 65 años. De ellos obligatoriamente los dos últimos con relación a la fecha de solicitud de la pensión.
b) Demostrar insuficiencia de recursos con arreglo a un baremo variable, que contempla diversas situaciones, dependiendo si vive sólo o con su cónyuge o con descendientes en primer grado (hijos).
Pensión de orfandad
Tendrán derecho a la pensión de orfandad, en régimen de igualdad, cada uno de los hijos del causante, cualquiera que sea la naturaleza de su filiación, siempre que, al fallecer el causante, sean menores de dieciocho años o estén incapacitados para el trabajo, y que aquél se encontrase en alta o en situación asimilada al alta.
En los casos en que el hijo del causante no efectúe un trabajo lucrativo por cuenta propia o ajena o, cuando realizándolo, los ingresos que obtenga resulten inferiores en cómputo anual a la cuantía vigente para el salario mínimo interprofesional, también en cómputo anual, podrá ser beneficiario de la pensión de orfandad, siempre que en la fecha del fallecimiento del causante, aquél fuera menor de 22 años, o de 24 si no sobreviviera ninguno de los dos padres o el huérfano presentara una discapacidad en un grado igual o superior al 33 por ciento.
En el caso de orfandad absoluta, si el huérfano estuviera cursando estudios y cumpliera los 24 años durante el transcurso del curso escolar, la percepción de la pensión de orfandad se mantendrá hasta el día primero del mes inmediatamente posterior al de inicio del siguiente curso académico.
La pensión de orfandad se abonará a quien tenga a su cargo a los beneficiarios, según determinación reglamentaria.
En los supuestos de orfandad las prestaciones a percibir por los huérfanos se otorgarán en régimen de igualdad cualquiera que sea su filiación, en los términos y condiciones que reglamentariamente se establezcan.
Pensión en favor de familiares
Pensión en favor de hijas o hermanas de pensionistas de jubilación o invalidez
Tendrán derecho a pensión las hijas o hermanas de pensionistas de jubilación o invalidez que, al tiempo del fallecimiento del causante, sean mayores de 45 años de edad y solteras o viudas, siempre que reúnan las condiciones exigidas en los apartados c), d) y e) del número 1 del artículo 40 del vigente Reglamento General de Prestaciones Económicas y acrediten dedicación prolongada al servicio del causante.
La cuantía de la pensión para cada una de las hijas o hermanas del pensionista será igual a la que corresponda a los ascendientes con derecho a pensión.
En todo caso, se reconocerá derecho a pensión a los hijos o hermanos de beneficiarios de pensiones contributivas de jubilación e invalidez, en quienes se den en los términos que se establezcan en los reglamentos generales, las siguientes circunstancias:
a) Haber convivido con el causante y a su cargo.
b) Ser mayores de cuarenta y cinco años y solteros divorciados o viudos.
c) Acreditar dedicación prolongada al cuidado del causante.
d) Carecer de medios propios de vida.
Pensiones del sovi
Quienes en 1 de enero de 1967, cualquiera que fuese su edad en dicha fecha, tuviesen cubierto el período de cotización exigido por el extinguido Seguro de Vejez e Invalidez o que, en su defecto, hubiesen figurado afiliados al extinguido Régimen de Retiro Obrero Obligatorio, conservarán el derecho a causar las prestaciones del primero de dichos seguros, con arreglo a las condiciones exigidas por la legislación del mismo, y siempre que los interesados no tengan derecho a ninguna pensión a cargo de los regímenes que integran el Sistema de la Seguridad Social, con excepción de las pensiones de viudedad de las que puedan ser beneficiarios; entre tales pensiones se entenderán incluidas las correspondientes a las entidades sustitutorias que han de integrarse en dicho sistema, de acuerdo con lo previsto en la disposición transitoria octava de la presente Ley.
Cuando concurran la pensión de viudedad y la del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez, su suma no podrá ser superior al doble del importe de la pensión mínima de viudedad para beneficiarios con 65 o más años que esté establecido en cada momento. Caso de superarse dicho límite, se procederá a la minoración de la cuantía de la pensión del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez, en el importe necesario para no exceder del límite indicado.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje