Encontre una tortugita

Hola mi nombre es pamela y te escribo desde chile, te cuento que mi hijo hoy encontró en la calle una tortuga, esta es verde y chiquita y no tengo ideacual es su habitat ni que es lo que come te agradecería un montón si me cuentas que es lo que tengo que hacer .
Se despide de ti una mama que ama a los Animales.
Suerte y muchas gracias
1

1 respuesta

Respuesta
1
Mmmmmm, ¿vamos a ver?: Lo primero importante es saber si la tortuguita es de terrestre o acuática.
Dependiendo del lugar en donde viven las tortugas se han dividido en terrestres, acuáticas y marinas. Existen pocas diferencias entre las tortugas terrestres y acuáticas.
Terrestres. Son aquéllas que viven en tierra firme, habitando zonas templadas y cálidas. Su caparazón se distingue porque es más convexo y sus patas estás cubiertas por fuertes escamas para protegerlas de los cambios del medio ambiente. En algunas especies las patas delanteras están adaptadas para excavar profundas madrigueras subterráneas, además les sirven de abrigo contra los cambios de temperatura o las temperaturas muy elevadas y las protegen contra depredadores. Como ejemplo de las tortugas terrestres tenemos a las tortugas gigantes de las islas Galápagos, la tortuga diamante -terrapin diamante- que se localiza en las regiones orientales de México y de los Estados Unidos, la tortuga del desierto -Gopherus polyphenus-, que es una gran excavadora y llega a hacer madrigueras hasta a 10 metros de profundidad.
Acuáticas. En esta división entran la mayoría de las especies y distinguen de las otras especies porque tienen las patas parcial o totalmente palmeadas, es decir, con membranas interdigitales, que les permiten nadar con agilidad. También tienen caparazones más aplanados los cuales les facilitan su desplazamiento en el agua. Algunas de estas especies se pueden adaptar bien a un hábitat terrestre.
La mayoría de estas especies habitan en lugares con climas tropicales y cálidos, cercanos a pantanos, ríos o algún otro cuerpo de agua con abundante vegetación. Entre algunas de las tortugas acuáticas tenemos: a la tortuga caja americana, llamada así porque posee una protección adicional que le permite cerrar completamente su caparazón, las tortugas japonesas, que son las que comúnmente vemos en los acuarios, con sus caparazones decorados con dibujos en negro sobre fondo verde olivo, la tortuga roja o sabanera que la encontramos en México y Centroamérica y la tortuga Tabasco que se caracteriza por su temperamento tranquilo.
Marinas. Son las menos abundantes, viven en aguas cálidas y son muy buenas nadadoras, para ello sus patas se han transformado en aletas: las patas delanteras funcionan para impulsarse y las patas traseras les funcionan a manera de timón para maniobrar. Sus caparazones se han aplanado y han adquirido una forma más hidrodinámica además de poseer la capacidad de poder permanecer hasta un par de horas sumergidas en el agua, ya que han desarrollado un doble sistema especial de respiración. A pesar de ello las tortugas marinas no pueden estar indefinidamente sumergidas y necesitan salir a tomar aire a la superficie. Entre estas tortugas tenemos a la tortuga verde, la tortuga carey y la tortuga boba, todas ellas desarrollan un gran tamaño y un gran peso.
Creo que con esta información podrás distinguir que tipo de tortuga tienes, aunque quizá si es verde y pequeñita y con rayitas rojas a lo largo del cuello se trate de una tortuga acuática de Florida. ¿Bueno tu ya la distinguirás ok?. Ahora pasemos a al habitat o entorno en el cual vivirá tu tortuguita, que debe ser el adecuado para ella.
Si es acuática tendrás que hacerle un acuario terrario. Si es terrestre un terrario será lo mejor. Aquí te pongo el modelo de construcción de un acuario-terrario que te puede valer, luego tu lo adaptas a tus necesidades y las de el animal.
Este acuaterrario está pensado para reptiles o anfibios semiacuáticos, pero bien podría ser un acuario convencional, sin más que pasar por alto el cristal que divide en dos zonas el interior del mismo.
Es un tanque convencional con refuerzos longitudinales y transversales para que soporte bien la presión. En la parte de la izquierda, a los 40 cm. Aprox., un cristal de lado a lado transversalmente divide en dos el tanque. La zona pequeña estará rellena de grava u otro material para que salgan a "broncearse" las tortugas y/o hagan sus puestas, en mi caso, pero como ya he dicho antes podría servir para otros animales. Pensaba poner una corteza de corcho a modo de rampa para facilitarles la subida en lugar de poner otro vidrio y, de paso, ayudar un poco en la decoración, pero ésto vendrá en una segunda fase. Por cierto, este cristal separador está pensado para ponerlo inclinado y aumentar la superficie de exposición a la luz, de modo que la distancia superior sea de unos 45 cm. y la inferior de 40 cm.
El acuario se montará sobre una estructura de aluminio, que hará de refuerzo (a la vez de servir de guía en el proceso). La parte superior izquierda de esta estructura la he dividido con una tira de aluminio transversal al acuario a los 20 cm., sobre la que irá la iluminación del área de exposición a la luz, y otra a los 70 cm; el resto será, longitudinalmente, la mitad para la puerta (de plástico rígido) y para el resto de la iluminación, que va pegada sobre las dos tiras de refuerzo transversales. Por supuesto hay que prever los agujeros por los que saldrán los cables del calentador y bomba del filtro de fondo, en mi caso en la esquina superior derecha, haciendo un corte en forma de L.
Desde luego Pamela, ¿te saldrá muchísimo más cómodo y barato supongo comprar uno en una clínica o tienda de mascotas especializada?.
Siguiendo con un orden pasamos a la alimentación:
Es importante saber que tu tortuga, aunque vive en cautiverio, es exactamente igual a las tortugas que viven en libertad, por lo que debes ofrecerles una dieta lo más variada y similar a las condiciones de su hábitat natural.
Recuerda que la dieta de las tortugas pequeñas tiende a ser un poco más carnívora que la de las tortugas adultas, sin embargo es importante que se les acostumbre a comer verduras o frutas desde pequeñas para que después coman un poco de todo.
Cada cuándo debes darle de comer a tu tortuga
Como regla general a los ejemplares pequeños hay que darles de comer de dos a tres veces al día, en pequeñas cantidades, ya que comen con mayor frecuencia y son más activos. Los adultos comerán una vez al día o cada tercer día ya que tardan más en digerir la comida. Es mucho mejor dejarlas un poco hambrientas que sobrealimentarlas, de esa manera te evitarás muchos problemas que acompañan la sobrealimentación.
La cantidad de alimento va de acuerdo a su actividad
Es importante considerar también que una tortuga en cautiverio no tiene los mismos niveles de actividad que una tortuga libre por lo que su necesidad de alimento también será menor. Lo ideal en este punto es que puedas ofrecerle a tu tortuga períodos cortos de ejercicio, sacándola de su estanque o terrario y permitiéndole moverse en un espacio mayor.
Otro aspecto importante que tienes que considerar, es que los requerimientos de alimentación se reducen cuando las tortugas entran en fase de letargo o hibernación, en donde pueden pasar varios días sin comer o incluso meses. También considera que algunas especies suelen hacer pequeños ayunos ocasionalmente y que esto es normal. Todo esto dependerá del lugar en donde habitas y de la especie que posees.
Actualmente existen en el mercado alimentos secos que cubren los requerimientos nutricionales de las tortugas, sin embargo no es buena idea alimentarlos sólo y exclusivamente de alimento seco.
Aquí te ofrecemos algunas ideas para complementar la dieta de tus tortugas:
Si son terrestres podrás darles: lombrices de tierra, grillos, gusanos de harina o gorgojos, trozos de pescado sin espinas, trozos de carne roja, verduras como lechuga, espinaca y acelgas cocidas, fruta como melón. Algunas comen cereales, pan.
Si tus tortugas son acuáticas sería recomendable darles de comer en un recipiente con un poco de agua, que no sea su acuario y dejarlas ahí por un tiempo, al menos una hora, para evitar que se ensucie el agua del acuario con comida y excremento.
La dieta de tu tortuga acuática podrás complementarla con pedazos pequeños de pescado crudo -sin espinas-, con trozos de carne cruda, gambas crudas o secas, espinaca y acelgas cocidas, hígado en trozos, sardina en trozos, melón, tomate y lechuga y hasta comida para gatos enriquecida con vitamina A.
Para que tu tortuga se mantenga en buenas condiciones físicas, y con salud es importante que le ofrezcas suplementos vitamínicos y calcio con alguna regularidad.
El calcio es uno de los minerales más importantes que va a permitir que se desarrollen bien todas sus estructuras óseas y que su caparazón se conserve fuerte. Actualmente se vende una presentación comercial de calcio adicionada con vitamina A que se añade al alimento.
Otra de las vitaminas que juega un papel importante en las tortugas es la vitamina DE -especialmente la D3- ya que evita que tu tortuga tenga un caparazón blando. Los suplementos vitamínicos los venden en las tiendas para mascotas. Ahí te indicarán cómo utilizarlos.
Y por último hablarte algo de la hibernación o periodo de reposo estacional de las tortugas, en el que estarán durmiendo o en estado de casi completa inactividad según el clima etc, hibernarán o no.
¿Qué es la hibernación de las tortugas?
La hibernación es una función biológica de diferentes especies de animales de climas fríos, en la cual, el cuerpo de los mismos cae en un estado de letargo tal, que dejan de moverse, de alimentarse, de cazar y en general sus funciones vitales están muy disminuidas; los animales buscan un refugio que les permita estar a salvo de los depredadores y permanecen así varios meses.
Este período, es uno de los más delicados en la vida de las tortugas, y en él se deben de tomar los cuidados necesarios para evitar algo grave. Al parecer este período de hibernación les sirve a los animales para recargar energías y prepararse para la época cálida que es cuando se lleva a cabo la reproducción.
¿Hibernan todas las tortugas?
No todas las tortugas hibernan, debido a los pocos cambios climáticos que se dan en su hábitat de origen.
Por ejemplo las especies tropicales no hacen una hibernación completa pero presentarán un estado de semiletargo o descanso durante los meses menos calurosos. La actividad de estos animalitos disminuye, también lo hace su apetito, pero no dejan de alimentarse. Al reconocer nosotros este estado, deberemos adoptar las nuevas condiciones de nuestra mascota.
En los lugares en donde las temperaturas mínimas son inferiores a los 10° C las tortugas hibernarán. Lo hacen entre tres y siete meses, siendo el promedio de la mayoría de las especies cuatro meses.
¿Cómo saber si una tortuga va a hibernar?
Un poco antes de que se lleve a cabo la hibernación notarás un estado de actividad excesiva, así como un apetito voraz, ya que la tortuga se prepara almacenando reservas en su cuerpo. Esto sucederá en las últimas semanas de septiembre y/o las primeras de octubre.
Antes de la hibernación es aconsejable que tus tortugas tomen suplementos de vitaminas, especialmente la vitamina A, que es la que consumen en grandes cantidades.
Las tortugas terrestres buscarán refugio escondidas en la vegetación o podrás acondicionarles alguna caja de madera con paja, papel periódico o heno para mantener la temperatura constante, con perforaciones para que pueda respirar sin problemas.
Las tortugas acuáticas escarbarán la grava constantemente, por lo que deberás proporcionarles gran cantidad de ella, hasta hacer un hoyo en el que permanecerán enterradas. Es importante vigilar que siempre estén húmedas y a temperatura constante.
Una vez que terminó la hibernación es recomendable que un veterinario compruebe la salud de tu tortuga, además de ofrecerle un suplemento de calcio y fósforo para fortalecerla.
Pues esta es, más o menos resumida, casi toda la información que puedes necesitar sobre tortugas. ¿Espero qué crezca sana y feliz? Y mis felicitaciones por recoger a un animal abandonado.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas