Mi perro tiene una bola extraña en el cuello

Hola mi Perro Beagle tiene 1 y 8 meses y el 24 de mayo de
2011 le salió una bola en la parte izquierda del cuello; presentaba falta de
apetito y no quería tomar agua, tampoco tenía desaliento, lo llevé al
veterinario y él le hizo unas palpaciones físicas externas en la bolita y en
otras partes del cuerpo, determinó que se trataba de un ganglio inflamado (en
este momento la inflamación tenía el tamaño de una pelota de tenis) y le mando
un tratamiento de Diciclin en tabletas 100mg ( 1 diaria por 7 días) y Meloxicam
gotas (12 gotas cada 24 horas por 5 días), la bola se redujo al tamaño de un balín
y no le siguió reduciendo, paso así hasta 3 de Julio de 2011, día en que la
bola le empezó a crecer gradualmente, hasta
que el 5 de Julio de 2011 estuvo del tamaño de una pelota de tenis otra vez,
ese mismo día lo lleve al veterinario, por desgracia lo atendió un medico
diferente al primero, pero leyó la historia de mi perro y dijo que si había tenido
un ganglio inflamado es posible que tuviera un abceso, entonces le punzó la
bolita esperando que le saliera algún liquido extraños pero no, solo salió un
poco de sangre, esta vez tuvo vómito por dos días pero no presentó falta de
apetito y tomaba agua normalmente, su actividad física era normal, en la
veterinaria le aplicaron una inyección para el vómito y nuevamente antibiótico y desinflamatorio, la receta esta
vez fue Ciprofloxacina tabletas 500mg (1/2 tableta cada 12 horas) y Prednisolona
Tabletas 5mg (2 tabletas al día por 5 días).
Efectivamente al día siguiente la bola se redujo a la mitad de su tamaño
y con el tratamiento se le redujo hasta el tamaño de un huevo de codorniz y no
le siguió disminuyendo, el día que tuvo revisión estuvimos fuera de la ciudad
pero llamamos a la veterinaria y el Dr. Dijo que continuáramos con el tratamiento
una semana más, en la que no ocurrió nada representativo, terminó todo el
tratamiento el 25 de Julio de 2011 y hoy 1 de Agosto de 2011, la Bola
reapareció con el tamaño de una pelota de tenis y tuvo que habérsele inflamado
mientras dormía. Ayúdenme por favor, estoy muy confundida, no sé qué más hacer
con mi Perro, pienso llevarlo a otra veterinaria para que le tomen Rayos POR y lo
estudien mejor. ¿Qué podría ser esto?

1 respuesta

1
Respuesta de
Hola,
Lo importante en el caso de tu perro no es tanto que se desinflame el ganglio como descubrir qué proceso está atravesando para que el ganglio esté reactivo.
Los ganglios son centros del sistema linfático, que se ponen reactivos (de mayor tamaño) cuando esta sucediendo algo anormal en la región del cuerpo cuyos vasos linfáticos van a parar a él. Por tanto, tu perro no sanará hasta no determinar que problema tiene en la zona de drenaje de ese ganglio. Dada la edad del animal creo que los pasos a seguir serían los siguientes:
Exploración física completa que incluya toma de temperatura, palpación del resto de los ganglios explorables para ver si hay aumento parcial de algún otro, y explorar muy bien la zona de la boca, en busca de posibles abscesos, infecciones, dientes en mal estado...
Análisis sanguíneo que incluya hemograma completo (ver como andan sobre todo los glóbulos blancos) y proteinograma. Si estos resultados son anormales, es posible que tengáis que hacer pruebas frente a agentes infecciosos como Leishmania o Erhlichia
Citología del ganglio linfático aumentado: Aunque a veces no es totalmente diagnóstica esta prueba, os puede dar una idea de si este ganglio está aumentado de tamaño por que esta haciendo su trabajo o bien existe un tumor linfático. Es poco probable por la edad del perro y por la presentación "local", pero deberíais descartarlo
Suerte
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje