Cocker spaniel

Hola.
Hace un mes recogimos una cocker spaniel hembra de 8 meses que fue abandonada por sus dueños.
Pese a que poco a poco va sabiendo dónde hacer sus necesidades, lo que más nos preocupa es su carácter agresivo en determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando coge un objeto y se lo intentas quitar, gruñe y si acercas la mano muerde. Inicialmente pensamos que con paciencia y riñéndole (sin llegar a pegarle, pues es algo de lo que no somos partidarios) dejaría de hacerlo, pero no da muestras de ello. ¿Tiene algún tipo de solución? Hemos incluso pensado en llevarla a adiestrar.
Por otra parte, el veterinario nos ha aconsejado operarle para que no vuelva a tener el celo dado que a menudo convive con otros perros macho. ¿Tiene algún impacto en su carácter o comportamiento? ¿Es muy dolorosa la operación para el animal? ¿Tiene algún efecto secundario?
Muchas gracias.
Un cordial saludo,
Joaquín
1

1 Respuesta

0 pts.
El problema de vuestra perra tiene solución, aunque deberéis tener paciencia y constancia:)
Esto os lo digo porque leo que tan solo hace un mes que está con vosotros y es evidente, por los datos que aportas, que ha sido maltratada ya sea física o psíquicamente y ha sufrido(de hecho aun sufre) por ello.
La agresividad que demuestra la perra se debe entre otras cosas a un mecanismo de defensa que ha desarrollado para responder ante lo que ella considera amenazas o posibles ataques. Es decir: Está a la defensiva y tardará un tiempo en darse cuenta de que vosotros sois distintos del resto de "humanos" con los que se ha relacionado hasta ahora.
El método que estáis siguiendo es correcto aunque si bien es bueno que no la riñáis ni le deis un cachete, sería conveniente irle dejando ver que vosotros sois los, por así decirlo, "jefes de la manada". Esto es: Ella está tratando de imponer su autoridad como lo hacen los cánidos, siguiendo las pautas de conducta animal de su especie. Os recomiendo un libro de el etólogo y antropólogo Desmond Morris que se titula: "Observe a su pero" (Ed. Plaza y Janes). Existe en edición de bolsillo a un precio bastante asequibel o si no en alguna biblioteca "decente":) podréis encontrarlo. Os orientará sobre la actitud que debéis tomar ante la perrita, demostrándole cariño pero también una dosis necesaria de firmeza porque debe tener claro quien manda, que sois vosotros.
Si aún así persistiese su actitud rebelde, podéis considerar el readiestramiento eligiendo cuidadosamente a la persona que se pudiese encargar de ello para no dañar aún más la "psique" de la perra.
En cuanto a la esterilización que os ha recomendado ese colega veterinario debo decir que estoy totalmente de acuerdo con él.
La intervención es indolora, pues se practica con anestesia general. Se sentirá algo molesta por los puntos que le tirarán un poco debido a la retracción cicatricial pero nada más.
Es muy beneficioso en el caso de esta perra porque la esterilizacíon impedirá la secreción de hormonas sexuales que, entre otras cosas, aumentan la agresividad e irritabilidad de la hembra(normal porque hablamos de reproducción, gestación, parto y cuidado de crías). Y más aún si hay machos en su entorno habitual.
No hay efectos secundarios perjudiciales a menos que si no hace un mínimo de ejercicio y es muy "tragona" engorde .
Y los efectos beneficiosos, entre otros, son que se volverá más apacible, de carácter más reposado y además(ya os digo que entre otras cosas) se reduce en un 95% el riesgo de contraer cáncer de mama. No está mal ¿no?:)
Por tanto yo también veo conveniente que vuestr@ veterinari@ le practique a la perra una ovariohisterectomía, es decir:Extirpación de ovarios, oviductos y útero.
Si necesitáis más información aquí estoy para ayudar en mis posibilidades.
Ánimo y suerte. Y también. Felicitaros por haber recogido a un animal que necesita cariño y cuidados.
Un saludo. Albeitar

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas