El padre no cumple el régimen de visitas.

Hola, acabo de divorciarme después de 4 años de matrimonio, estando embarazada el me abandono por otra, el quería que yo siguiera viviendo en casa de su madre para que le resultara más cómodo ver a la niña en un futuro. Tuve una amenaza de aborto y tuve que ir sola al hospital porque el no dormía en la casa ni pude localizarle. Me fui de allí para no sufrir yo y en consecuencia mi bebe y durante el embarazo he vivido con mis padres y no se ha puesto en contacto para nada, yo le informaba a través de su madre porque cambio de teléfono y yo no lo tenia. Ahora mi hija tiene seis meses, en los cuales la ha visto 5 veces, no conoce a su padre, la ultima vez que lo vio fue el 27 de diciembre y durante 5 minutos porque tenia prisa (estamos a nueve de abril). El pidió la custodia completa y una pensión, el juez practicamene lo tomo por loco, todavía ni ha venido, ni ha llamado (ni el ni su familia) ni me ha dado un euro, me han aconsejado que denuncie el incumplimiento del régimen de visitas y del pago, mi pregunta es: ¿Tengo alguna posibilidad, dado que la niña no ha tenido roce con el desde que nació, de conseguir que renuncie a ella y mi hija no tenga que crecer con el trauma de tener un padre que no la quiere? Yo le diría que murió o que fue in vitro, creo que seria menos traumático. Es solo un pensamiento, solo quiero ahorrarle un futuro trauma. Perdón por la extensión y por la forma de escribir (escribo con una mano porque engo a mi hija dormida en brazos) gracias

1 respuesta

1
Respuesta de
Es bastante difícil, porque para suspender legalmente el derecho-deber de visitas tiene que suceder algo muy grave, que ponga en riesgo el desarrollo integral del menor.
Lo cierto es que no creo que encuentres en la Justicia una solución para tu problema. Tendrás que ser tú quien vaya capeando el temporal, pero tampoco adelantes acontecimientos futuros, pues puede que cuando el bebé sea un poquito mayor el padre empiece a vincularse e interesarse más por él. Lo que sí te aconsejo es que si eso ocurre, si el padre empieza a verla más a menudo, se lo permitas y facilites, no pongas ningún obstáculo porque tú saldrás perjudicada, en el sentido de que la niña puede ir forjando una preferencia paterna al sentir ese vínculo más inseguro, y más inseguro lo sentirá si depende de que su mamá la deje o no. Por eso, conforme crezca y si el padre empieza a verla más a menudo, no pongas ningún obstáculo entre los dos. Y cuando empiece a preguntar, contestarle que "está trabajando" suele ser suficiente. Lo de "asumir que su padre no la quiere" no es tarea que deba de hacerse en la infancia, y lo más sano y realista es asumir, no que no la quiere, sino que no la quiere bien. Pero, como te dije, no adelantes tanto el futuro, pues muchos padres empiezan a vincularse con sus hijos cuando éstos empiezan a vincularse con ellos (cuando le llaman papá, cuando le sonríe,...). Estate a la expectativa pero abierta y flexible, si no será la profecía que se cumple a sí misma.
Y no te tortures con pensamientos dolorosos sobre el futuro; piensa que, en el presente, tu hija es un bebé sano y feliz, que no tiene ningún trauma, y que el futuro es impredecible.
Si ya tenéis sentencia y él no te pasa la manutención que acordó el juez, deberías poner una demanda para reclamárselo.
Mucho ánimo!
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje