Miedo al colegio

Tengo un niño de 3 años y ha comenzado a ir al colegio. Ya había estado en la guardería, incluso comía allí desde el primer día. Nunca habíamos tenido ningún problema en llevarle, incluso el entraba en la guardería sin despedirse por sus ganas de jugar con el resto de niños. Este curso ha comenzado después de un periodo largo de vacaciones y el primer día le costo un poco comenzar las clases, pero luego todo se le pasó. Ahora ha comenzado a comer en el colegio y a dormir la siesta (siempre la ha dormido) y el ir al colegio se ha convertido en una angustia. Cuando el día termina y antes de acostarse puede estar horas derramando lágrimas y suspirando. La verdad es que sus padres lo estamos pasando muy mal y tenemos miedo de que pueda caer en una depresión. Siempre ha sido un niño muy alegre y deseando estar conamigos, pero desde que tiene que quedarse en el coemdor con otra profesora distinta odia el colegio. Nosotros hemos hablado con la profesora, es joven, tiene experiencia y parece muy amable y cariñosa. Pero el peque día tras día, llora y se angustia solo con la idea de volver al colegio. Me gustaría que me aconsejarais como hacerle vencer esa fobia y como integrarle. Cuando le miramos en el colegio por las ventanas sin que el nos vea, todo es un poema, su cara de tristeza con lamirada perdida llena de lágrimas, no parece que sea el con su chispa... He hablado con la profesora para que el me viera (papá, riñela, por que e me pongo triste...) y le he comentado que le deje en la clase sin tumbarse la siesta y si no quiere comen que no le fuerce, al menos hasta que acepte esta nueva situación, creo que la profesora del comedor está tan angustiada como nosotros. Lamentablemente no es el único caso, hay otros cuatro niños en esta misma situación. (Papá la profesora dice, que mamá no va a venir a buscarme)lógicamente se lo dice por que a la hora de la comida, hay madre que sí van a recogerle. (No quiero ir al recreo por que pienso que voy a ir al comedor) Ya os digo que el problema no es el colegio con su profesora habitual, sino con la otra y en la comida. Incluso su profesora de clase, ha ido hoy con el a comer, pero en cuanto se marcharon a la siesta otra vez los loros y la angustia. Bueno, no me extiendo más, mos agradecería de corazón que no orientaseis en como hacerle vencer ese miedo. Gracias y un abrazo.
1

1 respuesta

1
Respuesta de
Hola papás! Bien, por lo que entiendo vuestro hijo nunca ha tenido problemas de adptación, ni en la escuela infantil, ni en el colegio actual, hasta que llega el momento de la comida.
De ser así, y puesto que habéis hablado tanto con su seño como con su monitora de comedor, y creéis que la actitud de ambas es positiva, es difícil determinar el motivo de ese desagrado.
Es posible que a pesar de haberse adaptado siempre sin problemas, ahora le cueste un poco empezar con nuevos hábitos en cuanto a las rutinas del comedor. Si el menu de un cole y otro ha variado significativamente, es un cambio importante, si además las rutinas no eran las mismas, por ejemplo le ayudaban más para comer, había menos niños en el comedor, o simplemente ha cambiado de platos tradicionales a bandeja, pueden ser motivos suficientes para encontrarse desagusto. Pensad que a los niños pequeños les gustan las rutinas diarias, les hacen sentirse cómodos y seguros. Deberías reflexionar también cuando comenzó esto, si el primer día de comedor, o después, coincidiendo con alguna comida que le disgusta especialmente. Si este es el caso, puede que vuestro hijo se sintiera mal con el momento de la comida después de ese día, y ahora este aprovechando vuestra reacción lógica de angustia, frente a una actitud muy inusual en él, para reclamar vuestra atención durante más tiempo. Los niños perciben muy bien nuestros sentimientos hacia ellos, y tienden a utilizarlos de un modo inconsciente para sentirse todavía más queridos. Al fin y al cabo, ha estado mucho tiempo sin comer fuera de casa, y a todos nos cuesta cambiar de rutinas.
Creo que debéis tener un poco de paciencia, intentar evitar la angustia que os produce verlo así, y mostraos firmes para llevarlo al colegio. Se pueden seguir las siguientes ideas para fomentar en el niño el deseo de ir al colegio: -Sacar el tema de conversación en casa, marcando en el calendario los ideas especiales en que va a ir de excursión, o se va a celebrar un festival en el colegio.
_ Utilizad la motivación de "enseñame" y cuentame", ayudando al niño a recordar las cosas del colegio que le gustan, y comentándoselas antes de salir de casa "Hoy te toca teatro en la clase, será un día divertido".
_ Fomentad sus amistades escolares, quedando con otros padres, o trayendo un compañero a casa algún día.
_ Seguid la misma rutina matutina, dirigiendo todos los esfuerzos a salir de casa, ignorando los comentarios negativos. No respondais siquiera a los comentarios negativos sobre el cole. Sin embargo elogiad y reforzad los comentarios y acciones positivas.
Se que va a ser duro para vosotros, pero si pensáis que no hay ningún motivo serio para que el niño coma a disgusto, ya que su monitora de comedor lo hace bien con él, y se preocupa, es hora de pensar que el niño quiere mayor atención de vuestra parte, y esto lo logra con esta situación. Estoy segura por vuestros comentarios, de que vuestro hijo ya recibe toda vuestra atención, pero ellos siempre quieren más, y puede haber encontrado inconscientemente un motivo que se la proporcione.
Espero haberos ayudado, mucho ánimo y no os preocupéis, ya que estoy segura de que con vuestro interés, y mostrándoos tranquilos, conseguiréis que le vuelva a gustar el cole. Mucha suerte.
Gracias por tu consejo.
El pasado viernes le acompañé al comedor fuera de horas, aunque el lloraba para no ir, le dije que en el árbol que hay junyo a la entrada, habitaba una ardilla y quería dejarla comida. Se le olvidó el miedo y entramos. Yo me senté en una silla del comedor y jugamos a que yo era él y él era la profesora. Me decía "cometelo todo" y le respondía que sí, que me gustaba, él me decía "no!, tienes que decir que no te gusta y te quieres ir a casa". Aun así el lunes le costo un poco ir. Esta semana le hemos recordado que les iban a hacer una foto a toda la clase, o animarle los días que tiene gimnasia (es lo que más le gusta), por la tarde le vamos a recoger y llevo un balón para que juegue con sus compañeros de clase al salir. En fin, hoy van las cosas mejor, te agradezco tus consejos y efcetivamente nos han funcionado, hemos evitado responderle cuando nos dice que no quiere ir, contándole las cosas que sabemos que le gustan.
Un cordial saludo y hasta la próxima.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la respuesta que estabas buscando? Puedes explorar otras preguntas del tema Eduación Infantil o hacer tu propia pregunta: