Mis hijos

Hola me llamo Turo, soy de Ferrol en Coruña, me gustaría comentar algunos detalles de la manera de ser de mis hijos, y si puedes me ayudes a entender que es lo que marca la forma de ser de cada persona. Tengo dos hijos, una niña Andrea de cinco años, y un niño, Antón de 3 años. Bien, trataré de definirte a los dos, Andrea es una niña muy extrovertida, un poco tímida, pero en general le gusta mucho entablar pronto relación con cualquiera (amiguitos, mayores, familiares ... Etc.), es muy activa, y por lo que me dice su profesora es muy trabajadora pero muy inquieta, le gusta enterarse de todo y hacer de todo. Ahora voy con Antón, que es el niño, no diría que Antón es lo contrario de Andrea pero si, es muy tímido con los demás, el típico niño que tiene vergüenza cuando se encuentra con alguien aunque sea conocido, por ejemplo, cuando llega a un sitio que no conoce, el no se mueve de nuestro lado, poco a poco parece que va estudiando todo a su alrededor y va cogiendo confianza y acaba por integrarse.
1

1 Respuesta

6.775 pts.
Supongo que la pregunta, Turo, es si es normal que sean así o si deberías preocuparte por Antón. Tú lo has dicho, cada persona es un mundo. No sé si la diferencia de edad es de más de tres o cuatro años, si es menor podría ser que Antón se vea influido por la personalidad de Andrea. Aunque para mí lo más probable es que Antón es diferente. Muchos psicólogos dicen que hay que preocuparse por los niños introvertidos, porque nunca sabes lo que están pensando. Me dices que se fija en lo que pasa a su alrededor. Llegará el momento en el que esté preparado para que las relaciones sociales le sean más fáciles. Tu papel como padre es el de no presionarle a la hora de relacionarse, no le obligues a saludar si no quiere... pero tienes que procurar demostrarle que las relaciones y el afecto son parte de nuestra vida. Que la inteligencia emocional, la capacidad de superar problemas emocionales a lo largo de nuestra vida, se forja justo en el momento en el que las relaciones aparecen ante nosotros como algo positivo, si se las impones no lo serán y si no nos esforzamos en que descubra que son buenas, se convertirán en negativas. Espero que todo este rollo te haya servido para algo... sigo a tu disposición para lo que me necesites.
Bueno, realmente tengo que agradecerte todo lo que me dices. Y me llevo una buena lección y autoreprimenda, yo "era" de esos padres que le decía a los niños "¡¡¡ Pero saluda, por qué no saludas, hay que saludar a las personas...!!!! yo intentaba educar y resulta que no me daba cuenta que aún no había llegado el momento... gracias de corazón. Un saludo, Turo.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas