Definición de contabilidad

Hola
¿Me puedes regalar la deficicion de contabilidad?
1

1 respuesta

1
Respuesta de Anónimo
"1. Definición de la contabilidad.
Entender el concepto de Contabilidad ha sido un trabajo arduo durante toda la vida histórica del arte de llevar cuentas y registros. Son muchas, pero muchísimas, las definiciones que hasta ahora se han dado al término Contabilidad. ¿Cuál de tantas definiciones formuladas a lo largo de ocho milenios es la correcta?. Hasta ahora que se sepa la profesión no se ha inclinado por ninguna en especial. Significa lo anterior que la Contabilidad hay que definirla.
Si se analizan las definiciones formuladas a través de la historia, se puede observar claramente que ellas han sido emitidas teniendo en cuenta la época, el grado de desarrollo de las actividades económicas de la humanidad, la perspectiva de donde se mire, la ubicación dentro de un área del conocimiento y el desarrollo de cada región o país. De acuerdo con la concepción del momento histórico que tenga de la contabilidad, se dan las definiciones y se concibe mostrando el grado de desarrollo del pensamiento contable.
Para efectos de auscultar su naturaleza, el objetivo y su alcance se presentan a continuación algunas posiciones importantes acerca de la concepción de la contabilidad:
2. Los conceptos de contabilidad.
2.1 La contabilidad como oficio.
En la edad antigua la contabilidad nació como un oficio. Pero era un oficio noble que requería condiciones de honorabilidad, preparación y aceptación para ejercer el oficio. Quienes ascendían al derecho de este oficio se llamaron ESCRIBAS, y alcanzaron tal importancia que fueron considerados funcionarios del Estado.
La literatura egipcia de la época faraónica proporciona un curioso ejemplo de la consideración de que gozaban los Escribas ante el público: en la célebre Sátira de los Oficios, un padre de familia propone a su hijo que siga el oficio de Escriba y le muestra hasta qué punto supera las profesiones manuales y anima a su hijo a que estudie en firme, para abrazar una profesión que le permita alcanzar el bienestar y la consideración.
2.2 El arte de hacer de la contabilidad.
Los más tempranos tratadistas de la Contabilidad, que escribieron sus obras entre los siglos XV y XVII, probablemente no se plantearon en modo alguno la naturaleza de la disciplina objeto de su estudio, ya que como es lógico, estaban resueltos simplemente a exponer el mecanismo de la teneduría de libros (registros) en la forma como se desarrollaban los negocios.
Asuntos tales como: Comercio, Aritmética, elementos jurídicos y, en especial, registro y, en consecuencia, también caligrafía convergen en los albores de la contabilidad, ¿constituyen un amalgama que habría sido calificada por los autores de antaño como? ¿El arte de la buena teneduría?, ¿Entendiendo esta afirmación en su sentido más genérico de? ¿Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien alguna cosa?, tal como podría haber sido aplicado al arte de la orfebrería, al arte de la sastrería o al arte de la guerra. Sin duda que la caligrafía no era el menos desdeñable de los elementos necesarios para el buen hacer contable, ¿en la medida en que resultaba imprescindible para atender la función del registro que por imperativo legal? Ordenanzas de Bilbao- ¿Había de realizar el contador con? ¿El aseo y limpieza posible?.
2.3 La contabilidad como arte.
Superada la consideración de la contabilidad como oficio, se concibe como arte. No se sabe desde cuando y hasta cuando la contabilidad es considerada como el arte de llevar libros. Pero era una actividad de alta consideración, casi sacerdotal con inspiración divina. Los artistas contables se aislaban en los templos de las cuentas e invocaban al dios Hércules para que los guiase en el trabajo contable.
La contabilidad es considerada como arte hasta los inicios del siglo XX, de acuerdo con las concepciones existentes. Observemos la siguiente definición del AIA (Instituto Americano de Contadores) de 1911, cuando dice:
? La contabilidad es el arte de registrar, clasificar y resumir de manera significativa y en términos monetarios, las transacciones y sucesos que son, al menos en parte, de carácter económico y financiero, ¿e interpretar sus resultados?.
Esta definición se mantuvo vigente durante la primera mitad del siglo veinte cuando tomó el significado de técnica, defendida y difundida por la escuela anglosajona.
2.4 La contabilidad como técnica.
Son más frecuentes las definiciones que optan por considerar la contabilidad como una técnica, la cual ha sido difundida ampliamente. Desde luego, considerada la contabilidad como una actividad que surge con la misma civilización humana, no se puede descartar el uso de su propia técnica a través de la evolución del pensamiento contable. Lo que sucede es que tan solo recientemente ha tomado fuerza el considerar a la contabilidad como técnica. Sirve de ejemplo la siguiente definición del I.M.C.P. (1973) que dice:
? La Contabilidad es la técnica que se utiliza para producir sistemática y estructuradamente información cuantitativa expresada en unidades monetarias de las transacciones que realiza una unidad económica y de ciertos eventos económicos identificables y cuantificables que la afectan, ¿con el objeto de facilitar a los diversos interesados el tomar decisiones en relación con dicha entidad económica?.
Son muchas las definiciones que se han dado en este sentido y que han predominado en las décadas de los 60 y 70 del siglo anterior, auspiciado e impuesto por el AICPA.
2.5 La contabilidad como Ciencia.
Se atribuye a la escuela Lombarda, liderada por Francisco Villa, la primera en haber plasmado rigurosamente esta separación de la contabilidad como técnica y la contabilidad como ciencia al haber desgajado la teneduría de libros de la verdadera ciencia contable, considerando ésta como un conjunto de principios económicos y administrativos, cuyo desarrollo y aplicación constituye el verdadero arte de llevar las cuentas en los libros. Los escritores italianos, han utilizado con notable rigor esta distinción, que posiblemente, aún sin querer, pone de manifiesto la separación entre praxis y teoría en la disciplina contable:
La Teoría, afirma el profesor José M. Fernández Pirla (19509, persigue el gobierno del patrimonio y, para ello, procede analizando cuantitativa y cualitativamente el mismo en su estática y en su dinámica.
La Praxis, tiene carácter instrumental, tiene por objeto la representación del patrimonio, y, como técnica que es, está en todo momento subordinada a la teoría"
Tomado de:
TEORIA BASICA DE LA CONTABILIDAD Alvaro caldon
Un saludo!!!
www.gerencie.com
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la pregunta que estabas buscando?
Puedes explorar otras preguntas del tema Contabilidad o hacer tu propia pregunta: