Musculación

¿Cuál sería la edad mínima para hacer pesas en un gimnasio, sin que evite el desarrollo muscular?
1

1 Respuesta

10.225 pts.
Cuando se inicia un programa de fortalecimiento con pesas no solo hay que tener en cuenta la edad. Es necesario conocer la etapa del desarrollo de tu adolescencia en que te encuentras, el peso, la estatura, si tienes un buen estado de salud y si no presentas ninguna contraindicación para realizar dicho ejercicio.
Teniendo en cuenta que en el período de adolescencia hay un crecimiento de todo el organismo y particularmente a nivel de los huesos, si no se realiza un programa y seguimiento adecuado para la utilización de las pesas, podría repercutir en tu futuro desarrollo.
La respuesta es simple y a la vez entraña una gran responsabilidad. Los catorce años es una buena edad para iniciarse en el entrenamiento culturista, siempre y cuando se aplique con prudencia, respetando el desarrollo biológico.
Es importante insistir en la necesidad de complementar las pesas con alguna actividad de tipo cardiovascular que mejore la funcionalidad de los sistemas cardiocirculatorio y respiratorio.
Tres sesiones semanales alternas de práctica culturista, parece lo más razonable para iniciarse. Una vez completado el desarrollo, si manifiestas un marcado interés por la práctica del culturismo, podemos establecer cuatro o cinco sesiones semanales, sin olvidar jamás el acondicionamiento cardiovascular.
En cuanto a la elección de los ejercicios más adecuados para configurar el programa de entrenamiento, daremos preferencia a aquellos que sean menos agresivos para las articulaciones y en caso de que se utilicen, el peso a manejar será siempre moderado. Por término medio, una intensidad de entrenamiento que ronde el 70% parece lo más razonable, en consecuencia, el número de repeticiones será moderadamente alto, entre 10 y 14 aproximadamente.
Debemos conceder una prioridad absoluta a la adquisición de una correcta técnica de ejecución y dedicar el tiempo que sea necesario al aprendizaje de todos los ejercicios que se incluyan en el programa de entrenamiento.
Durante la adolescencia es muy importante dar un trato prioritario al fortalecimiento de los músculos de la faja abdominal y de la espalda con el objeto de prevenir desviaciones de la postura que con el tiempo derivan en auténticas deformidades estructurales de la columna, siendo las más frecuentes la escoliosis, la cifosis y la hiperlordosis, ésta última más frecuente en las mujeres.

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas