Full contac

Tengo 19 años y dese 6 meses practico full, le dedico 1:30 min 3 veces por semana, pero mi mayor dificultat se centra en :
Elasticidad, potencia, rapidez.
Me gustaría que me ayudaras a encontrar ejercicios que me ayudaran o quizás un entrenamiento para cada una, me gustaría mejorarar en cada una de ellas ya que me cuesta gran trabajo la practica de una serie de movimientos...
1

1 respuesta

Respuesta
1
Respuesta:
Querido superkoko:
Según entiendo, entrenas 4 horas y media por semana y tienes problemas con 3 facultades importantes para el full contact, aunque hay otras que también son útiles para las artes marciales. Mira, te puedo recomendar ejercicios para los 3 problemas, pero lamentablemente es importante que entiendas que requieren un gran sacrificio, no porque sean difíciles (de hecho verás que son muy fáciles).
El problema está en que requieren tiempo y fuerza de voluntad, precisamente porque son fáciles y requiere cierto esfuerzo mental más que físico. Me imagino que en tu escuela de full ya te exigen demasiado esfuerzo físico, así que cálmate no necesitas más. Solamente te voy pedir que hagas un esfuerzo DIFERENTE.
Antes que nada, déjame darte un consejo que pude serte o no útil. Y mi consejo es que te esfuerces como loco y tomes vitaminas. Si sientes que estás a punto de lograrlo, pero que te falta "algo", simplemente toma vitaminas que NO sean especiales para atletas; toma pastillas que contengan cantidades moderadas de vitaminas, y esfuérzate más en la clase. Aunque tal vez sientas mucho dolor, verás que con los años tendrás elasticidad, potencia y rapidez.
En caso de que lo anterior te parezca muy tonto o crees que no sirva para ti, dedícale tiempo a estos ejercicios:
Potencia y rapidez:
Te hablo de estos dos al mismo tiempo porque están relacionados. De hecho las 3 se relacionan pero estas dos más que la elasticidad.
Para desarrollar potencia y rapidez tienes que hacer varias cosas:
1. Practica en cámara lenta.
Es importante que NO siempre practiques rápido. Te voy a enseñar algo que también es secreto y te pido que por favor sólo lo comentes con personas que sepas que no van a usar NUNCA las artes marciales para molestar a los demás.
El secreto consiste en practicar en cámara lenta.
Practica 50% de tu tiempo pateo en cámara lenta y 50% con velocidad.
El golpeo lento consiste en levantar tu pierna o brazo y ejecutar la patada o golpe lentamente, muy lentamente, como en las películas que se ven en cámara lenta. No trates de levantar tu pierna hasta tu cara; levántala hasta donde puedas hacerlo con poco esfuerzo y allí tira tu patada, lentamente. Solo después de muchos años, podrás patear lentamente a la altura de tu cara y más arriba. Con tus manos te será más fácil, simplemente ataca con llas lentamente.
¿Por qué funciona esto? Al tratar de patear o golepar, tus nervios envían la orden a tus músculos, quienes ejecutan la patada. Un músculo está formados por fibras, que son las que reciben la orden de patear o moverse y lo hacen. Pero no todas las fibras de cada músculo lo hacen, solamente las más próximas al nervio que transmite el mensaje. Solamente esas fibras tienen que hacer todo el esfuerzo. Cuando pateas lentamente y tratando de esforzar lo menos posible el músculo, permites que la orden viaje por más nervios cada vez. De esta forma, con los años, cuando tu cerebro manda la orden de movimiento, muchos nervios en tu pierna o brazo transmiten esa orden, y son muchas más las fibrillas musculares las que hacen el esfuerzo. No son músculos innecesarios, sino que son las fibras del músculo que hace el esfuerzo de patear o atacar. De esta forma, con los años, atacar para ti no significará ningún esfuerzo.
El otro 50% de tu práctica hazlo rápidamente. Para esto no necesitas mucha ciencia: simplemente patea o golpea con toda la velocidad que puedas, sin esforzarte demasiado.
Si pateas 50% lento y 50% rápido, verás mejoras en el corto y largo plazo.
2. Golpea algo no tan suave.
Para desarrollar más potencia:
Lamentablemente, muchas escuelas de artes marciales acostumbran a sus estudiantes a golpear colchones u objetos acolchonados. Esto es bueno para practicar las técnicas, pero no para desarrollar fuerza explosiva. Existen dos tipos de fuerzas: la explosiva y la de empuje. Los colchones te ayudan a desarrollar fuerza de empuje, ya que después de que golpeas, tu pie sigue avanzando para comprimir el colchón. Lo que tú necesitas es golpear objetos que te ayuden a desarrollar fuerza explosiva. Esta fuerza se aplica en sólo un instante, es como un latigazo pero más rápida aún. Una parte la estás desarrollando al practicar en cámara lenta, porque así te haces más veloz. Pero por otra parte, lo que necesitas es golpear objetos un poco más duros, que tampoco te lastimarán. Te recomiendo, más que nada que golpees objetos de diferentes texturas. Hazlo siempre sin lastimarte, y con los meses sentirás que no te duele al golpear más duro. Con el tiempo podrás golpear muy duro diferentes objetos, sin lastimarte, y desarrollarás una gran fuerza explosiva. NO te recomiendo practicar sobre rocas ya que por motivos complejos te lastimarías aunque no sientas dolor. Debes golpear cosas que sientas que TU las estás golpeando, no ellas a ti. Lo que sigue es secreto. No lo enseñes a cualquier persona por favor.
3. Ejercicio secreto. Un consejo de mi maestro es este: golpear 50 veces todos los días, a máxima velocidad, un libro de la sección amarilla, o directorio telefónico colgado en la pared (no pude conseguir uno así que mandé hacer un cuaderno de 500 hojas). Después de los 50 golpes, arrancar una hoja. Al día siguiente, dar 50 golpes y arrancar otra hoja. Si se presenta dolor, ese día golpea con fuerza pero no arranques una hoja. Con el paso de los AÑOS habrás arrancado todas las hojas, excepto una. Entonces, tu ejercicio consistirá en dar 50 puñetazos a la pared con una hoja, diariamente, y esto no te dolerá ni te lastimará. Para patadas explosivas, puedes golpear cartones o tablas de madera colgados del techo o una pared, sin lastimarte.
Elasticidad:
La elasticidad generalmente es un problema en las piernas. Los siguientes consejos te servirán para mejorarla drásticamente.
Te voy a recomencar varios ejercicios especiales para la flexibilidad de piernas, y espero que te sirvan (a mi me sirvieron muuuuuy bien).
1. Antes que nada, es importante que cuides tu alimentación. Come frutas y verduras en cantidad suficiente, sin ellas NO tendrás felixibilidad, y la poca que consigas con gran sufrimiento y dolor (porque es doloroso, ¿verdad?) La vas a perder muy rápidamente si descuidas tus ejercicios mínimamente. ¡Consume frutas y verduras!
2. Practica flexibilidad antes y después de hacer ejercicio o practicar tu arte marcial. Cuando comienzas a calentar, tu cuerpo es menos flexible, y si haces ejercicios de elasticidad te van a servir poco, aunque sí es bueno hacerlos. Pero después de que terminaste tu entrenamiento de arte marcial, tu cuerpo estás muy caliente y mucho más flexible. Este es el mejor momento para que resuelvas tu problema. No te estoy diciendo que SIEMPRE hagas ejercicios de flexibilidad después de practicar, sino que los hagas hasta que alcances la flexibilidad que desees. Durante tu calentamiento, practica cualquier ejercicio de flexibilidad que ya conoces. Pero al final del entrenamiento, haz lo que sigue:
3. Necesitas una barra más o menos a la altura de tu cintura.
Párate de frente a ella, y pon uno de tus pies sobre la barra. La otra pierna, mantenla recta. Mantente relajado y relaja tu mente. Pons tus dos manos sobre tu rodilla, y ligeramente presiónala hacia abajo. Esto mantendrá tu pierna recta. Presiona MUY suavemente. Después trata de tocar tu rodilla con la frente. Pero cuando te inclines, trata de inclinarte con tu hombro contrario señalando hacia tu rodilla, en lugar del mismo hombro. O sea, que si tienes tu pierna derecha sobre la barra, acerca a tu rodilla el hombro izquierdo. Cierra los ojos y relajate. Baja y sube tu cuerpo 12 veces, acercando tu frente. Después de hacerlo 12 veces, quédate abajo durante 15 segundos más o menos. Todo este tiempo, presiona LIGERAMENTE tu rodilla, no importa que no este perfectamente derecha.
Después de esto, cambia de pierna. El objetivo de este ejercicio es que algún día puedas tocar tu rodilla con la frente.
4. Ahora haz el siguiente ejercicio. Párate de lado cerca de la barra y sube una pierna. Ten mucho cuidado con este ejercicio! Pon gran atención a las instrucciones! El objetivo NO es tocar tu rodilla con la pierna. Si haces bien el ejercicio, nunca tocaras tu rodilla con la frente al hacerlo, pero sí flexionarás mucho tu cintura. Te debes parar en un alguno ligeramente mayor de 90° hacia la barra. Sube tu pie en la barra, y trata de tocar tu rodilla con la oreja. Nunca podrás hacerlo, ya que para poder tocar, tendrías que girar tu tronco ligeramente hacia el frente. Pero tú debes mantenerlo ligeramente hacia el lado opuesto del tubo, como si dieras la espalda al tubo. Esto es muy muy ligero. Por más que intentes, nunca podrás siquiera acercar tu oreja a tu rodilla, pero sí estarás haciendo un muy buen ejercicio de flexibilidad para tu pierna y para tu torso, que es muy útil para las patadas de lado. Igual que en el ejercicio anterior, baja tu cuerpo 12 veces y quedate abajo 15 segundos y luego cambias de pierna.
5. El siguiente ejercicio es SECRETO pero me siento comprometido a enseñártelo. Por favor, no procura no comentarlo con nadie al menos que sepas que esa persona siente un interés sincero por las artes marciales y que no las va a usar para mal.
Vas a hacer el clásico abrimiento de piernas que hacen en todas las escuelas de artes marciales. Pones tus manos en el piso y abres las piernas cada vez más. Lo que hace especial este ejercicio es lo siguiente:
Debes hacerlo sobre un piso duro y liso, sin alfombra ni superficies de goma o hule.
Debajo de tus pies, coloca hojas de papel. Puedes poner también hojas de plástico para radiografías de Rayos X. Estas superficies se resbalarán suavemente sobre el suelo, abriendo tus piernas cada vez más. Sentirás en tu entrepierna un jalón constante, y después de unos segundos de hacer el ejercicio, sentirás como tus piernas se dejan de abrir porque el músculo llegó a su límite, y después de unos segundos más, se abre un poco más. Este ejercicio es maravilloso, pero para poder beneficiarte de él es importante que cierres los ojos y relajes lo más posible tu cuerpo y tu mente (sí, aunque no lo creas es posible relajarte un poco aunque sientas el dolor en tu entrepierna).
Al relajarte, concentrate en amor, flores, belleza, olvidate de las artes marciales. Esto reducirá muchísimo el dolor, y es posible que desaparezca. También relaja mucho tu músculo, haciéndolo más flexible, por lo que sentirás que tus piernas se abren más rápidamente.
Si practicas bien este ejercicio, sentirás mejoras importantes el el corto plazo.
Espero que mis respuestas hayan sido buenas para tu provecho. Lamentablemente, como verás las artes marciales requiere un esfuerzo de años. Lo bueno es que si practicas constantemente, podrás ver mejoras en el corto plazo que te motivarán para seguir adelante por este difícil camino.
¿Cómo puedes saber si de verdad te sirve lo que te aconsejo?
Muy fácil, practícalo tal como te lo digo por un tiempo, digamos un mes, y fíjate cómo se siente tu cuerpo. Verás que pateas más alto y rápido, que puedes tirar golpes seguidos más rápidamente y que tienes más flexibilidad y menos dolor. Después deja de hacer todo lo que te digo y verás que vuelves a ser como antes en unas semanas. Mucha suerte querido amigo!
Amor y paz!
Por ciert, si sientes que aún así no progresas es porque estás dando más de lo que tienes. Cárgate de energía aprendiendo meditación, relajación de tu cuerpo y mente. Sólo con cerrar tus ojos y pensar en cosas hermosas, podrás hacer esto. Créeme, yo lo hago y es muy bueno para el combate, aunque parezca lo opuesto.
Muchas gracias por tu rapidez y por tus consejos, te tendré muy encuenta para futuras dudas.
Sinceramente, un gran saludo y gracias de nuevo

Añade tu respuesta

Haz clic para o

Más respuestas relacionadas