Gatos que se pelean

Buenas tardes
Tengo 3 gatos, machos, de la misma edad y castrados. Dos de ellos, kevin y Valentino son hermanos y se llevan a las mil maravillas. Hace 6 meses recogimos a Camilo de la calle porque le había atropellado un cocé, le llevamos al veterinario y se salvo. Decidimos que no iba a estar mejor con nadie que con nosotros. Pero ahí comienza el problema. En un principio ninguno de los dos se llevaba bien con Camilo. Ahora parece que Kevin va acercándose más sin que pase nada, pero es que ahora Camilo persigue a VAlentino corriendo por la casa hasta que le pega. ¿Qué podemos hacer? Camilo duerme en una habitación aparte y solo les juntamos cuando estamos nosotros.
Gracias de antemano
Hacéis una labor envidiable
Un saludo
1

1 respuesta

1
Respuesta de
Lo primero que debes hacer es otorgar al nuevo gato, o al gato que vuelve después de una estadía afuera, un área restringida con su propia caja de arena y platos de alimentación. De esta forma, el gato original continúa en posesión de la mayor parte de la casa, mientras que ambos comienzan a familiarizarse con la esencia del otro.
Si ambas áreas tienen una puerta de vidrio que las separa (por ejemplo, si uno de los animales estuviera en un solario), los gatos tendrán la oportunidad de verse sin que exista el contacto físico. Siempre es importante evitar las agresiones por parte de cualquiera de los gatos.
Comienza haciéndoles compartir el mismo espacio físico para que se alimenten o jueguen juntos. De esta manera, mantendrás su atención en la actividad que realizan y no sobre ellos mismos. Asimismo, lograrás que cada uno asocie estos buenos momentos con la presencia del otro gato. Este es el único instante en que los gatos deben compartir el mismo espacio físico.
En un primer momento, será conveniente alimentarlos a una buena distancia el uno del otro, incluso con algún tipo de barrera como arneses o jaulas. Esto prevendrá posibles ataques o retos.
Por otra parte, debes fijarte que estén compenetrados en la actividad que realizan. Si no están comiendo, entonces todavía tienen mucha ansiedad. Prueba con un poco más de distancia o utiliza un spray con feromonas sintéticas.
Aunque no está probado, éste replica las feromonas naturales de los gatos, que resultan amistosas y pueden reducir la ansiedad cuando se las rocía por el hogar.
Una vez que los gatos están dispuestos a comer o a jugar, aunque por separado y a una distancia prudencial, entonces estarás listo para fregar a ambos animales con la misma tolla y mezclar sus esencias. Otra opción es alternar las jaulas durante la alimentación de modo que se acostumbren a los olores de su compañero.
Este es un proceso que requiere de mucha paciencia. Muy lentamente, comienza a disminuir la distancia entre ambos. Cuando puedan comer lo suficientemente cerca uno del otro, entonces vuelve a incrementar la distancia pero esta vez sin barreras.
En forma gradual, reduce la distancia y nunca permitas el contacto sin supervisión hasta que confíes en sus comportamientos.
Si los problemas serios se prolongan, será apropiado que consultes a tu veterinario de confianza. Tal vez, en el peor de los casos, sea necesario que uno de los animales abandone el hogar o mantenerlos en espacios separados indefinidamente.
Espero tengas suerte
No olvides calificarme
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje
¿No es la pregunta que estabas buscando?
Puedes explorar otras preguntas del tema Veterinaria o hacer tu propia pregunta: