Mal gusto como consecuencia de una funda

Muy buenas,
Mira hace 10 años me rompí los dos incisivos centrales superiores. Me tuvieron que desvitalizar el nervio, y me pusieron unas fundas. Ahora, que tengo 20, me las han cambiado recientemente por otras que ajustan mejor.
El problema es que, desde que me las han puesto, con el simple hecho de pasarme la lengua por las encías superiores a las fundas, siento un gusto bastante raro. Si me paso el dedo huele fatal, sinceramente.
Aunque me cepille bien los dientes o enjuague durante un minuto cualquier elixir bucal, siempre me sigo notando el mal gusto, lo cual me preocupa que ésto pueda desencadenar en una halitosis brutal. Hace un mes me lié con una chica un par de veces pero ya no quiere quedar: si es por eso la he liado buena porque mi dentista me ha dicho que no hay solución... sólo enjuagar, pues es probable que se me quede comida dentro y que eso cause el mal olor.
Sin embargo, cuando me quitaron las fundas, y vi el color necrosado de los dientes (obvio, el nervio está muerto TT) pues realmente lo comprendí todo.
¿Usted qué cree? Se debe a que, como si de un cadáver se tratara, ¿los dientes dejan edor a putrefacción? ¿O se debe a que se me queda comida dentro?
En cualquier caso, hay alguna forma de hacer que las fundas queden más estancadas para que no pueda entrar comida i/o salir la pestilencia de los dientes muertos (si es que eso existe, ¿o son imaginaciones mías)?
En síntesis: ¿Cómo lo soluciono?
Mil gracias!

1 respuesta

1
Respuesta de
Le recomiendo que descarte primero que las nuevas fundas no ajusten todo lo bien que podrían ajustar (hay que quitar esas, tomar una nueva medida y hacer unas nuevas), y le recomiendo también que las nuevas sean sin metal (p.ej. de zirconio) porque a veces el metal en boca se corroe y genera un gusto raro.
Un saludo y suerte.
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje