Proyecto de vivienda unifamiliar en la costa

Buenos días. Tengo una vieja vivienda unifamiliar en Costa Blanca y ahora necesita obras de restructuración. Aunque está cerca del mar parece una casa de campiña inglesa (de hecho, pertenecía a una familia inglesa). Me han aconsejado darle un toque moresco-andaluz. Quisiera saber si este estilo está adecuado al lugar y además cuales son los motivos arquitectónicos y de interiores para respectar este estilo.
Gracias.

1 respuesta

1
Respuesta de
Hola!
Realmente, el estilo (o carácter más propiamente hablando), de una casa es sumamente personal, aunque evidentemente el peso del entorno, del lugar, lo que se conoce como "genius loci" pesa, y mucho.
La verdad es que me cuesta muchísimo darte un consejo al respecto, ya que para poder dar una respuesta fundada lo lógico sería conocer el entorno y por supuesto la propia casa. Desde luego, si el estilo actual de la vivienda se aproxima al de una vivienda de la campiña inglesa, y casa bien con el entorno, no hay motivo para no respetarlo incluso estando en un enclave tan diferente a esa reminiscencia británica, puesto que de hecho hay maravillosos ejemplos de viviendas de estilos ajenos a su entorno que, lejos de desvirtuarlo, lo mejoran.
Por otro lado, como decía al principio, añadir en el proyecto un reflejo del espíritu del lugar siempre es beneficioso. En este punto, cabe decir que el estilo "morisco-andaluz" es un poco generalista, y a veces se interpreta como un referente universal de la arquitectura española, dando lugar a una serie de elementos de catálogo (remates, columnas, arcos) que se repiten una y otra vez como meros añadidos a una construcción que en realidad podría estar en la Costa Blanca o en Perú. Es evidente que por localización geográfica seguramente sea este estilo el más indicado, pero a la hora de plasmarlo en un edificio real hay formas y formas. Una cosa es poner detalles que acentúen su pertenencia a una herencia cultural y otra cosa es convertirla en un pastiche hortera...
En definitiva, que siempre que el estilo estético respete al propio edificio, evitando recargamientos barrocos, o detalles estéticos "pegotes", que no nacen de la propia necesidad de la propia construcción, el resultado puede ser bueno. Si confías en un arquitecto o diseñador de interiores que tenga un mínimo de gusto estético sabrá en dónde está ese punto de equilibrio.
Dado que la pregunta, y casi tanto o más la respuesta, son bastante amplias e interpretables, si quieres seguir debatiendo sobre el tema, será un placer hacerlo. Un saludo!
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje