Arreglar cocina bilbaína o económica

Hola tengo una cocina bilbaína( de leña, carbón etc.)de las de hierro, me puedes decir como se hace la parte de dentro, los ladrillos están todos rotos donde se pone la leña, estoy pensando en quitarla entera y hacerla de nuevo, ¿es muy difícil? Y además esta pintada de negro y no se si la pintura es especial y aguantara el calor, ¿la puedo quitar con un decapante? Otra cosa, ¿las arandelas tienen mucho oxido con que se lo quito? Ya se que esta echa un asco pero me da pena quitarla. Gracias por tu respuesta

1 respuesta

1
Respuesta de
Hola.
Pues más que difícil, es un trabajo de paciencia como cualquier restauración.
Lo primero que tienes que hacer es retirarla entera como dices.
Luego toca el repicado de los ladrillos de dentro que tienen que ser retirados por completo.
Después coloca nuevos ladrillos: tanto el cemento que utilices como los nuevos ladrillos te recomiendo que sea refractario.
Ahora la parte metálica: Dependiendo de su antigüedad, la pintura será termoresistente o no, imagino que no será el caso con lo que puedes utilizar para retirar la pintura un soplete y una espátula, quemando la pintura y rascando. En caso de que la pintura sea termoresitente, tendrás que utilizar un decapante: Se aplica el producto, se deja actuar y se rasca la pintura.
Si tienes la posibilidad de utilizar una máquina de arena para decapar la parte metálica sería lo ideal porque además de la pintura, eliminarías cualquier resto de oxido y el metal quedaría como nuevo.
Una vez tienes todo el metal completamente decapado puedes utilizar masilla especial para metal para alisar cualquier pequeña abolladura o aspereza que tenga. La masilla, se aplica, se deja secar y finalmente se lija con papel de fibra de vidrio.
Una vez tienes toda la parte metálica como quieres, tienes que pintarla. Te recomiendo que utilices pintura termoresistente. Debes aplicarla en capas finas, respentando los tiempos de secado y lijando entre una mano y otra.
Cuando esté seca y reparada, sólo es colocarla de nuevo.
En cuanto a las arandelas oxidadas, puedes dejarlas en lejía pura una noche para que se les desprenda el óxido y luego frotarlas estropajo metálico fino del que se utiliza para limpiar las tuberías de cobre.
Un saludo
Añade un comentario a esta respuesta
Añade tu respuesta
Haz clic para o
Escribe tu mensaje